Los US$90 millones entregados por los 'Comba'

Javier Calle Serna devolvió 64 propiedades que estaban en su poder, después de presentar una confesión a la Fiscalía el 10 de diciembre de 2013 en EE.UU.

Luis Enrique Calle Serna, negoció su captura en octubre de 2012. / Archivo

Luego de que se entregara a las autoridades de Estados Unidos en mayo de 2012, Javier Antonio Calle Serna, más conocido como alias Comba, inició un proceso de colaboración con la justicia. Su más reciente aporte fueron 64 bienes, entre propiedades y sociedades adquiridas con los dineros del narcotráfico que obtuvo mientras lideró el cartel del norte del Valle junto a su hermano Luis Enrique Calle Serna, quien también negoció su captura con los norteamericanos en octubre de 2012. El avalúo de estas propiedades es de alrededor de US$90 millones, un fuerte golpe a las finanzas de los fundadores de los Rastrojos.

El 10 de diciembre de 2013 un fiscal de la Unidad de Lavado de Activos y Extinción de Dominio viajó a Nueva York para recibir el testimonio de Comba, después de que la Interpol y la Dijín de la Policía entregaran una serie de pruebas que documentaban cuáles propiedades estaban a nombre del clan Calle Serna, los herederos del extinto capo Wílber Varela, alias Jabón. Javier Calle Serna le reveló a la Fiscalía a nombre de quién estaban sus propiedades y dónde estaban ubicadas. El mayor de los Comba entregó un listado de 19 bienes situados en los departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío, Cesar y Valle del Cauca.

La investigación, que se inició en el año 2005, rindió sus frutos el pasado 10 de febrero, cuando la Fiscalía y la Dijín lograron ubicar 66 propiedades que pertenecían a los Comba. Finalmente el proceso de extinción de dominio se realizó a 64 predios y sociedades, entre los que se encontraba la finca La Constancia, una propiedad ubicada en el municipio El Copey (Cesar) y con una extensión de 404 hectáreas. Sin embargo, como lo pudo establecer la Unidad de Extinción de Dominio de la Fiscalía, la gran concentración de tierra de los hermanos Calle Serna estaba ubicada en el municipio de Marsella (Risaralda), donde tenían terrenos que sumaban alrededor de 12 mil hectáreas.

En la entrevista que entregó Javier Calle Serna a finales de 2013, aceptó haber sido la persona que lideró el cartel del norte del Valle y la organización los Rastrojos tras la muerte de Jabón. Una de las declaraciones que llamaron la atención de los investigadores fue cuando aseguró que su hermano Luis Enrique y demás miembros de su familia nada tenían que ver con sus negocios. “Solo fue cuestión mía, esa organización se la inventaron los medios de comunicación y los hermanos Comba jamás han existido, solo ha existido Javier Antonio Calle Serna, ni siquiera mi hermano Luis hace parte de esto”, señaló Javier Calle, según se lee en la decisión de 54 páginas que tomó la Fiscalía el pasado 31 de marzo.

Sin embargo, para las autoridades existen pruebas contundentes de que sí existió la organización liderada por los hermanos Comba y que varios de sus familiares estuvieron vinculados a sus negocios: “se efectuaron 16 capturas en Cali, dentro de las cuales se encuentran los señores Juan Bautista Uribe Serna, Jorge Luis Uribe Serna, Gladys Uribe Serna, quienes resultaron ser tíos de los señores Luis Enrique, Javier Antonio, Juan Carlos Calle Serna, conocidos con los alias de los hermanos Comba. Igualmente son capturados los hijos de Juan Bautista Uribe Serna, de nombres William Alberto y Jáider Humberto Uribe Quintero (…) quienes según las labores corresponden a testaferros, por cuanto no cuentan con suficientes recursos económicos, toda vez que su perfil se relaciona con personas de avanzada edad, conductores, masajistas, estilistas, etc”.

Este proceso de extinción de dominio por más de $180.000 millones que se adelantó contra los hermanos Calle Serna, se suma al exitoso caso del clan Álvarez Meyendorff, a quienes la Fiscalía les arrebató más de 1,6 billones de pesos en propiedades. En varias oportunidades el ente investigador ha sostenido que la única forma de en verdad desarticular estas grandes mafias es atacando sus finanzas.

Temas relacionados