Terminó la indagatoria del senador Álvaro Uribe en la Corte Suprema

El magistrado César Reyes fue el encargado de la organización de esta histórica cita. Se trata de un paso crucial dentro de la investigación que la Corte Suprema adelanta en contra del expresidente y hoy senador por los supuestos delitos de fraude procesal y soborno.

El magistrado que lleva el caso es César Reyes, durante la indagatoria, quien durante la diligencia estuvo acompañado de su magistrada auxiliar. Uribe, de espaldas, llegó a la Corte Suprema y en total, la cita duró siete horas.Diego Menjura / Comunicaciones Corte Suprema Justicia

A las ocho en punto de la mañana de este 8 de octubre comenzó la indagatoria del expresidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez en la Corte Suprema de Justicia, quien respondió las preguntas del magistrado César Reyes hasta pasadas las 5 de la tarde, únicamente interrumpidos por un receso de dos horas para el almuerzo, hacia el mediodía. Se trata de una cita clave dentro de la investigación penal que adelanta el alto tribunal en contra del congresista por una supuesta manipulación de testigos que han señalado que entre grupos paramilitares y Uribe hay una estrecha relación. 

(En contexto: Claves para entender el caso contra Uribe por supuestos falsos testigos)

Todo empezó esta mañana a las 7:32 de la mañana. Las escaleras del Palacio de Justicia en Bogotá ubicadas en la calle 12, entre la carrera séptima y octava, estaban rodeadas de vallas y resguardadas por agentes de la Policía. Una centena de periodistas esperaban. Una avanzada del esquema de seguridad ya había inspeccionado el lugar y la sala de audiencias destinada para la indagatoria del expresidente Uribe. Cuatro camionetas se estacionaron en frente y el líder del Centro Democrático aguardó unos instantes antes de descender. A las 7:51 de la mañana el hoy senador bajó de su carro en medio de gritos de apoyo y de sus detractores.

Parados al frente del vehículo estaban varios partidarios del Centro Democrático y el representante a la Cámara por el Huila, Álvaro Hernán Prada, con su abogado Víctor Mosquera, una compañía clave pues el congresista también está investigado formalmente por presunta manipulación del testigo Juan Guillermo Monsalve, quien ha relacionado al expresidente con grupos paramilitares. Había poco margen para moverse entre las vallas, policías, algunos ciudadanos y las cámaras. Poco a poco, pero caminando rápido, llegaron otros políticos que acababan de salir de una misa en la Catedral Primada de Bogotá.

(Le puede interesar: Las conversaciones claves para la investigación que se adelanta en contra de Álvaro Uribe)

Uribe descendió de la camioneta en medio de gritos de apoyo "¡Uribe, Uribe, Uribe!" y aplausos que en pocos segundos se aplacaron por las arengas de sus opositores. "Asesino, asesino, asesino" o "paraco" fueron algunas de las réplicas. Así, caminando guiado por sus escoltas y acompañado de su abogado Jaime Granados y otros dos suplentes, Uribe ascendió las escaleras despacio. Dijo algunas palabras a los medios, les agradeció a sus seguidores y entró al edificio.

La diligencia inició a las 8:00 de la mañana. Todo el expediente del proceso que se le sigue por presunto fraude procesal y soborno había sido trasladado desde la Sala de Instrucción del alto tribunal, ubicada en la calle 72 en Bogotá, hasta el Palacio de Justicia. El cambio de lugar se confirmó el lunes 7 de octubre, luego de que la Policía recomendara que, por razones de seguridad, era mejor que la cita se llevara a cabo en el centro. La indagatoria está a cargo del magistrado César Reyes, su magistrada auxiliar y la secretaria de la Sala de Instrucción.

(Lea también: Los caminos cruzados de Álvaro Uribe e Iván Cepeda)

Con Uribe adentro de la Corte Suprema contestando las preguntas del magistrado, afuera del edificio las pasiones fueron escalando. Un grupo pequeño de manifestantes uribistas, de unas 15 personas, con bandera en mano y vuvuzelas, se parqueó justo al frente de la entrada al Palacio. Al otro lado de la calle, un grupo de manifestantes contra el senador, con tambores, pancartas y arengas, contrastaron los mensajes de apoyo. En el medio, en plena calle 12, una fila de uniformados de la Policía.

Sobre las 10:30 de la mañana, un grupo de manifestantes apostados sobre la séptima con 12 pedían a las autoridades que los dejaran ingresar. Hacia las 11:00 de la mañana, la tensión alrededor del Palacio de Justicia escaló. Un grupo de por lo menos 200 personas se recostaron conta el punto de control que armaron agentes del Esmad para evitar que los manifestantes bajaran por la calle y se instalaran al frente de las escaleras de entrada al edificio.

(Le recomendamos: El expediente contra Uribe)

Aunque hubo un intento de enfrentamiento, el tema no pasó mayores. La Policía decidió armar un cordón humano sobre la séptima para evitar el paso de los manifestantes que insisten en su protesta frente al Palacio. La misma estrategia utilizaron para dividir a los simpatizantes uribistas del resto de la multitud. Una vez decretada la pausa en la diligencia, Uribe salió del edificio por el sótano, en uno de sus carros blindados. Cuando regresó, pasadas las 2:00 pm, lo hizo por la misma vía. 

El expresidente respondió las preguntas del magistrado Reyes y la sesión se dio por terminada sobre las 5:00 p.m. Se tiene previsto que este miércoles 9 de octubre, le llegue el turno al representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada, quien también es investigado por este caso y también fue llamado a indagatoria. A esta cita podrían asistir, de igual forma, todos los que son parte en el proceso: desde Prada y sus abogados, hasta Uribe y Cepeda, quien, sin embargo, ha dicho públicamente que no asistirá.

884957

2019-10-08T12:48:22-05:00

article

2019-10-08T19:10:50-05:00

mmedellin_1283

none

Redacción Judicial

Judicial

Terminó la indagatoria del senador Álvaro Uribe en la Corte Suprema

69

6365

6434