Magistrado de la Judicatura alerta que su integridad podría estar en riesgo

Esto ante las declaraciones hechas por la magistrada María Mercedes López.

ElEspectador.com conoció en primicia la carta enviada por el magistrado Henry Villarraga Oliveros al presidente de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, en la que le pone en conocimiento el temor que siente frente a las declaraciones rendidas por la magistrada María Mercedes López en un medio de comunicación.

“De no ser por algunas peculiaridades del caso, la asociación expresa de mi nombre con la controvertida decisión de tutela, no tendría por qué generar una inquietud como la que manifiesto”, precisó el magistrado, quien calificó las declaraciones de la togada como “irresponsables y mal intencionadas”.

Ante esta situación el magistrado responsabiliza a María Mercedes López y a Jorge Andrés Montoya Moreno “de cualquier tipo de atentado” en contra de su vida “y la de los míos que en el futuro que puedan llegar a ser objeto”.

El togado hace referencia al hecho de que el juez que condenó al procesado fue asesinato en el año 2010 después de que desvirtuara a cinco testigos falsos en el proceso penal, hechos que se adelanta una investigación en la Fiscalía con el fin de establecer su existe un nexo entre este crimen y el caso.

“Sin que ello signifique una afirmación de la responsabilidad del señor Montoya en la muerte del funcionario que estuvo a cargo de su investigación en primera instancia, lo cierto es que la sospecha que pesa sobre el mismo deviene en suficiente razón para temer por mi integridad y la de mis seres queridos, con motivo de las declaraciones públicas de la doctora López Mora”, precisa uno de los apartes de la decisión.

Seguridad

En otra carta enviada al director de protección de la Policía Nacional, William René Salamanca Ramírez el magistrado Henry Villarraga Oliveros alerta sobre el riesgo que corre su integridad personal y la vida de su familia debido a las declaraciones que se han hecho en su contra en el marco del debate público que se ha adelantado por el polémico fallo en el caso de Jorge Andrés Montoya Moreno.

“Dejo constancia del fundado temor que me asiste por la vida y la de mi familia con motivo de las declaraciones públicas realizadas el día primero de octubre del año en curso, por la doctora María Mercedes López Mora”, precisa uno de los apartes de la misiva.

El togado de la Sala Disciplinaria de la Judicatura hace mención al hecho de que la tutela que resolvió la magistrada afectó los efectos de dos sentencias condenatorias en contra de Montoya Moreno, “persona que según los medios de comunicación se encuentra como reo ausente”.

En el documento el magistrado pide que proceda a “evaluar el nivel del riesgo informado y se dispongan las medidas que sean necesarias para conjurarlo o impedir cualquier atentado contra mi integridad y la de mi familia que en el futuro pueda llegar a ocurrir”.