Magistrado Gustavo Malo solicitó apartarse de su cargo por dos meses para defenderse

El togado de la Sala Penal de la Corte Suprema solicitó una licencia no remunerada de tres meses con el propósito de defenderse de las acusaciones que en las últimas semanas lo involucran con hechos de corrupción.

Magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo Fernández.Tomada de Youtube

El magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo Fernández, acaba de pedir una licencia no remunerada de dos meses y que empezaría a partir del próximo 1° de octubre. Según se pudo establecer, el propósito de esta solicitud es defenderse de los señalamientos que lo vinculan a una red de corrupción en el alto tribunal.

De acuerdo con las versiones que varios involucrados a este escándalo le han entregado a las autoridades, Malo Fernández era una pieza clave en la red de corrupción que manejaban abogados y magistrados quienes, a cambio de millonarias sumas de dinero, incidían en decisiones judiciales. (Lea: Magistrado Gustavo Malo no renunciará a la Corte Suprema de Justicia)

El presidente de la Corte Suprema, Rigoberto Echeverri, confirmó que esta licencia será puesta en consideración este jueves ante la Sala Plena para decidir si aceptan o no la solicitud. “Es un gran alivio para la Corte definir este punto. Teníamos previsto llevar para mañana unas propuestas de reforma de reglamento, pero los trámites son de demorados y no son inmediatos. Entonces, con esta situación, se alivia la tensión que hay al respecto”.

Sin embargo, a pensar que la solicitud será puesta en consideración, Echeverri confirmó que a partir de hoy el magistrado Malo Fernández se apartará de los casos que están en su despacho para ser reasignados nuevamente. Transcurridos los dos meses de la licencia, que iría hasta principios de diciembre –en caso de ser confirmada–, entrarían a establecer la situación del magistrado para tomar decisiones en el alto tibunal. (Le podría interesar: Las propiedades del magistrado Gustavo Malo)

Gustavo Enrique Malo Fernández es el primer magistrado al que sus colegas de la Corte Suprema le piden que se retire de su cargo. Él, mediante una carta firmada con su puño y legra el pasado 15 de septiembre, se negó a hacerlo argumentando, entre otras cosas, que es inocente.

El nombre del magistrado Gustavo Malo comenzó a sonar dentro de este escándalo pues es él quien lleva, desde 2014, el proceso por parapolítica en contra del senador Musa Besaile. Según lo relató el propio congresista, el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno le pidió $2.000 millones a cambio de detener una orden de captura en su contra que, supuestamente, estaba lista para ser emitida desde la Corte Suprema. (Quizás le interese: Comisión de Acusación abrió indagación al magistrado Gustavo Malo)

Besaile le ha explicado a la Corte que hizo el pago "por miedo" y porque Moreno lo estaba "extorsionando". Una sala de instrucción de la Sala Penal, que lleva este caso, ha profundizado en estas declaraciones y, además, ha escuchado a otros exfuncionarios del alto tribunal. Tras estas pesquisas, la Sala decidió compulsar copias a la Comisión de Acusación para que investigue a Malo.