Magistrados de la JEP piden a la Corte Constitucional tumbar régimen de inhabilidades

Los integrantes del Tribunal de Paz y de las Salas se manifestaron al unísono contra lo que definió el Congreso de la República en la reglamentación de la JEP.

La presidenta del Tribunal de Paz, Patricia Linares, ya había expresado que el régimen de inhabilidades aprobado en el Congreso es "inconstitucional". Foto: Daniel Álvarez


Los magistrados de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) le piden a la Corte Constitucional que estudie a consciencia la reglamentación de ese sistema de justicia transicional que fue aprobado en el Congreso de la República, la cual incluyó nuevas inhabilidades para los magistrados que, por demás, ya estaban elegidos. El partido que las presentó fue Cambio Radical, del hoy candidato presidencial Germán Vargas Lleras.  

(Puede interesarle: Y no fue el Congreso de la paz: se hundió la reforma política y curules de paz penden de un hilo)

Entre esas inhabilidades figura, por ejemplo, que “además de las prohibiciones contenidas en la Constitución Política”, no podrá ser magistrado de la JEP quien, en los últimos cinco años, haya trabajado en procesos relacionados con el conflicto armado; haya hecho reclamaciones contra el Estado por violaciones de derechos humanos o del DIH, o haya tramitado acciones contra el Estado ante sistemas internacionales, como el Interamericano.  

“Los (38) magistrados y magistradas de la JEP, incluidos los (13) magistrados suplentes, registran los avances y logros alcanzados hasta la fecha en el proceso de convertir en normas de derecho positivo lo estipulado en el Acuerdo de Paz. Sin embargo, lamentan la inclusión de un régimen de inhabilidades sobreviniente que resulta manifiestamente contrario a la Carta Política”, expresaron en un comunicado los integrantes de la JEP, elegidos hace dos meses por el Comité de Escogencia.

(En contexto: Los magistrados indígenas de la JEP)

Por eso, resaltan, abrigan “la legítima y fundada expectativa de que la Corte Constitucional, luego de examinar la norma del proyecto de ley que la introdujo, pueda proceder a declarar su inexequibilidad”. Si llegara a ocurrir que la Corte determine que ese régimen de inhabilidades no va de acuerdo con la Carta Magna del 91, y si lo hace pronto –algo difícil teniendo en cuenta que se acerca la vacancia judicial-, los magistrados podrían tomar posesión el 28 de febrero de 2018, como esperan.