María del Pilar Hurtado no buscará beneficios jurídicos: Defensa

La exdirectora del DAS esperará que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia emita fallo en el proceso que se le adelanta por las ‘chuzadas’.

La defensa de la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado aseguró que la su cliente no buscará ningún acercamiento con las autoridades judiciales dentro del proceso que se le adelanta por su presunta participación en los seguimientos e interceptaciones ilegales a un grupo de magistrados de la Corte Suprema, periodistas, políticos de oposición del Gobierno de Álvaro Uribe Vélez durante junio de 2007 a octubre de 2008.

El abogado Jaime Camacho, quien defiende los intereses de la exjefe del organismo de seguridad, manifestó que a esta altura no puede buscar un preacuerdo o un principio de oportunidad con la Fiscalía General, hecho por el cual solamente le quedará pendiente la búsqueda de beneficios por colaboración lo cual no fue aceptado.

“En estos momentos no hay ningún opción jurídica para negociar. El proceso ya ha terminado”. Ante esta situación aseguró que espera que se emita el fallo en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en el proceso que se le adelantó por su presunta participación en cinco delitos dentro del llamado escándalo de las “chuzadas”.

En rueda de prensa el pasado sábado el fiscal General, Eduardo Montealegre invitó a la exdirectora del DAS a colaborar con las autoridades para identificar a las personas que estuvieron detrás de estas actividades ilegales adelantadas en contra de un grupo predeterminado de personas presuntamente siguiendo órdenes de funcionarios de la Presidencia de la República.

“Reiteramos, como lo hemos hecho en meses anteriores, un llamado a María del Pilar Hurtado para que colabore con la justicia, para que contribuya a recuperar la verdad histórica de estos graves hechos que afectaron al país, para que cuente quién dio la orden de éstas interceptaciones ilegales, quiénes fueron los destinatarios al interior del Estado de estas informaciones, de estas seguimientos, de estas graves violaciones a los Derechos Humanos”, precisó.

El jefe del ente investigador recordó “la posición de la Fiscalía General de la Nación en el sentido de que no se trata de ningún delito político, que no se trata de ninguna persecución política, sino de la imputación de graves violaciones a los derechos humanos. Esto también fue aceptado por la Corte Suprema de Justicia de Panamá, que negó el año pasado el estatus de asilada a María del Pilar Hurtado y lo hizo porque consideró que no se trata de ningún delito político sino que se trata de delitos comunes”.