María del Pilar Hurtado ya se encuentra en Colombia

La exdirectora del DAS, sobre quien pesa una circular roja de la Interpol, se entregó este sábado ante las autoridades y deberá responder por supuesto espionaje a periodistas, magistrados, políticos y defensores de derechos humanos.

 La exjefa de los servicios de inteligencia de Colombia María del Pilar Hurtado, acusada de varios delitos, ya se encuentra en Bogotá después de que se entregara a las autoridades tras la emisión de una circular roja de la Interpol este viernes.

Hurtado llegó este sábado a Bogotá, donde permanece detenida, tras entregarse a las autoridades panameñas, según su abogado, Jaime Camacho. "Ella permanece privada de la libertad" en la sede de la Fiscalía, dijo el abogado a la prensa, antes de agregar que espera poder entrevistarse con ella a lo largo de la mañana de este mismo sábado, una vez las autoridades colombianas concluyan los trámites legales de su detención.

El secretario de Prensa de la Presidencia panameña, Manuel Domínguez, indicó que Hurtado se presentó "voluntariamente" en la madrugada de este sábado ante las autoridades del Servicio Nacional de Migración, institución que expidió la orden de deportación, que "le fue notificada con todas las formalidades".

Como Hurtado no tenía pasaporte porque el suyo había sido cancelado, fue trasladada ante las autoridades consulares colombianas y posteriormente al aeropuerto internacional de Tocumen, donde embarcó en una avioneta que llegó a Bogotá en la madrugada, detalló la fuente. "Se entregó ante las autoridades colombianas", agregó su abogado, sin dar más informaciones del caso.
Desde noviembre de 2011, Hurtado se encontraba con asilo territorial en Panamá otorgado por el presidente Ricardo Martinelli. En contra de la exdirectora del DAS existe una medida de aseguramiento en centro carcelario emitida por la sala penal del tribunal superior de Bogotá.

Hurtado fue directora del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) entre el 23 de agosto de 2007 y el 23 de octubre de 2008, durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010).

La exfuncionaria era buscada por varios delitos relacionados con un supuesto espionaje a periodistas, magistrados, políticos y defensores de derechos humanos, y se entregó horas después de que la Interpol expidiera una circular de búsqueda en su contra.

La solicitud fue colgada en la página web de la institución, en la que se hace una descripción detallada de Hurtado y de los delitos de los que le acusa la Justicia colombiana.

Se trata de concierto para delinquir agravado, peculado por apropiación, falsedad ideológica en documento público, violación ilícita de comunicaciones agravada y abuso de función pública.