María Luisa Piraquive llegó a la Fiscalía con un 'batallón' de su iglesia

La pastora es investigada por su presunta participación en el delito de lavado de activos.

Archivo

La pastora María Luisa Piraquive llegó a la Fiscalía General de la Nación con un completo ‘batallón’ de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional.

La líder doctrinal llegó a responder ante la justicia con cientos de los feligreses de su comunidad religiosa.

Este miércoles se llevará a cabo el interrogatorio programado a Piraquive, quien es investigada por su presunta participación en el delito de lavado de activos.

El proceso comenzó después de que varias denuncias aseguraran que los dineros que el grupo Mira recibía para sus campañas políticas venías de los diezmos que pagaban los feligreses de la Iglesia Dios Ministerial de Jesucristo Internacional. Las autoridades empezaron a manejar la hipótesis de que a través de las cifras de sus iglesias blanquean dineros de narcotraficantes.

En un principio la Fiscalía allanó las oficinas del grupo Mira y rastreó los bienes y propiedades que tenían los Piraquive en otros países, especialmente en la Florida (Estados Unidos). Las autoridades han asegurado que de ser necesario o encontrar alguna irregularidad, entrarían a embargar los inmuebles.

Toda esta situación se destapó luego de las polémicas declaraciones de María luisa Piraquive, en las que decía que personas con discapacidades no podían predicar en sus iglesias. Los problemas no sólo llegaron con la avalancha de críticas sino con los señalamientos de ser un clan que se dedicaba al lavado de activos.

Sin embargo, los fundadores del partido Mira han rechazado estas acusaciones y han manifestado que todo se trata de una persecución política. Ha sido tal el escándalo que entre la misma familia Piraquive se han denunciado. Es el caso del hijo de María Luisa, Iván Darío Moreno Piraquive, quien dijo que su madre no había permitido esclarecer la muerte de su padre porque supuestamente lo iba a revivir el Espíritu Santo.