Mariela Barragán: "Más que un acto de justicia, es un acto simbólico"

El Consejo de Estado estudia demanda que le devolvería la personería jurídica la Unión Patriótica (UP).

Mariela Barragán viuda de Bernardo Jaramillo, candidato presidencial asesinado de la UP
Mariela Barragán viuda de Bernardo Jaramillo, candidato presidencial asesinado de la UP

Tras el exterminio de sus representantes, en la década de los 80, al partido político le quitaron su representación en 2002 por falta de militantes. 

Tres mil miembros de la Unión Patriótica (UP) fueron asesinados. Parlamentarios, gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y hasta 2 excandidatos presidenciales. En 2002, con las resoluciones 5659 del 30 de septiembre y 7477 del 20 de noviembre, el Consejo Nacional Electoral (CNE) le quitó la personería jurídica a la UP y le dio la estocada final a uno de los partidos de oposición más importantes de la historia de Colombia.

La decisión del CNE fue demandada en enero del año pasado ante el Consejo de Estado, por el cofundador del partido Sebastián González y el exmagistrado de la Corte Constitucional Jaime Araújo, para recuperar esa personería jurídica. Hoy, casi 10 años después de la desaparición de la UP como Partido Político y casi dos años después de ser admitido el proceso, los magistrados del alto tribunal administrativo anunciaron que se aprestan a analizar las pruebas y testimonios recaudados en este tiempo, para tomar una decisión definitiva, que podría devolverle la vida a esta colectividad de izquierda o, definitivamente, dejarlo en la historia.

El Consejo de Estado analizará los hechos que conllevaron a la desaparición de la oposición política de la época y que, al no alcanzar el margen mínimo de votos para mantenerse como colectividad, perdió su reconocimiento político, que anteriormente logró ganar alcaldías, gobernaciones, concejos y asambleas. Entre las pruebas que se analizarán los magistrados están las declaraciones de los expresidentes Belisario Betancur y Andrés Pastrana, quienes dieron su versión sobre las condiciones políticas en las que se creó la UP, partido político que nació después de las negociaciones de paz entre el gobierno y las Farc en 1985.

Según Mariela Barragán, exmilitante –ahora en el Polo Democrático- y viuda del asesinado excandidato presidencial de la UP Bernardo Jaramillo, aseguró que el resultado del proceso en el Consejo de Estado, “más que un acto de justicia, es un acto simbólico. Nosotros, los familiares de las víctimas, no podremos recuperar a los fundadores del partido, porque están en los cementerios”.

Y agregó: “el país está en mora de reconocerle a la UP, no solo la personería jurídica, sino todo el daño y asesinatos que se cometieron contra el partido. Miles de familias en Colombia esperan que no sean los fallos internacionales los que les reconozcan los derechos a las víctimas. Creo que se debe hacer un autoexamen y análisis de lo que han sufrido las personas que estaban en la oposición y terminaron siendo baleadas porque, supuestamente, eran peligrosas para el estado”.

Mariela Barragán espera que “con sabiduría se tome la mejor decisión” y se reconozca este “atípico caso, donde los derechos fueron vulnerados”. Sin importar la posición que asuma el Consejo de Estado, Barragán es consciente de que el partido “comenzará desde cero, porque muchos de sus mártires ya no están”, y que su retorno depende de una decisión que se tomará en su debido momento.