Más problemas para el exsenador Merlano

El destituido senador ahora es investigado por presuntos nexos con paramilitares.

Eduardo Carlos Merlano./ El Tiempo
Eduardo Carlos Merlano./ El Tiempo

Dos días después de que la Procuraduría anunciara que no podrá ejercer cargos públicos durante los próximos 10 años por tráfico de influencias, la Corte Suprema de Justicia notificó que le abrirá investigación preliminar por sus presuntos nexos con grupos ilegales, específicamente con el Bloque Norte de las Autodefensas, cuyo eje de operaciones se centraba en el departamento de Bolívar.

Esta no es la primera vez que la familia Merlano afronta un proceso como éste. El padre del excongresista, el exsenador Jairo Merlano Fernández, cumple en este momento una condena de siete años de prisión con beneficio de detención domiciliaria tras ser hallado culpable de parapolítica.

Antes de que la Corte comunicara la decisión, argumentando violación de derechos procesales e irregularidades en la investigación, Héctor Carvajal, el abogado defensor del excongresista, informó que demandará a la Procuraduría por el proceso que llevó a la inhabilidad de su cliente. De acuerdo con Carvajal, “se acudirá al Consejo de Estado luego de agotar los recursos correspondientes. Queda la vía del contencioso administrativo para demandar a la Procuraduría”.

El anuncio del jurista fue realizado justo después de que el Ministerio Público ratificara la sanción que le prohíbe al senador ejercer cargos públicos por 10 años, al ser hallado culpable de tráfico de influencias por hechos ocurridos el 13 de mayo, cuando Merlano se negó a realizarse la prueba de alcoholemia y a que le inmovilizaran el auto en el que se transportaba, presuntamente bajo los efectos del alcohol.