Entrevista con Giovanni Álvarez

“Más que responsable, me siento traicionado”: Giovanni Álvarez, fiscal líder de la JEP

El director de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP pidió a la Policía un estudio de seguridad para todos sus funcionarios, tras la captura del exfiscal Carlos Julián Bermeo, quien habría recibido un soborno, en una operación controlada por la Fiscalía, prometiendo a cambio incidir en el caso “Santrich”.

Giovanni Álvarez dirige la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP desde enero de 2018.   / Nelson Sierra G.- El Espectador
Giovanni Álvarez dirige la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP desde enero de 2018. Nelson Sierra G.- El Espectador

¿Qué lectura hace de lo que está ocurriendo tras la captura de Carlos Julián Bermeo, exfiscal de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA)?

Lo primero es felicitar a la Fiscalía por haber conjurado ese plan criminal. Lo que aspiro es a que se esclarezca la verdad de lo que estaba ocurriendo y quiénes son las otras personas que podrían o no estar involucradas con el señor Bermeo.

¿Cree que alguien de la JEP se le mediría a hacer un “torcido” de esos?

Como director de la Unidad de Investigación y Acusación y como persona, quisiera que eso no ocurriera. Siempre parto del principio de la buena fe y espero que el único funcionario corrupto en la jurisdicción sea el señor capturado y no haya ningún otro funcionario involucrado en estos hechos.

Por su respuesta, ¿asumimos que cree que Bermeo es culpable?

Dentro del mundo judicial todo es posible; sin embargo, no sé qué explicación pueda dar él cuando en el video se ve que está recibiendo un fajo de dólares.

(Le puede interesar: Ni exfiscal de la JEP ni exsenador Gil aceptaron cargos por supuestos sobornos)

¿La Fiscalía se ha contactado con usted?

No. Le escribí una carta al señor fiscal diciéndole que la Unidad está a disposición de la Fiscalía para que, si lo requieren, hagan la inspección judicial que necesiten en el lugar de trabajo del señor Bermeo. Todos los documentos que pueda tener ahí están sin haber sido tocados a disposición de la Fiscalía, por si considera hacer alguna inspección judicial para revisarlos.

La Fiscalía ha revelado todo el material que se ha conocido. Al parecer, se trató de una especie de entrampamiento para que ellos cayeran. ¿Es un procedimiento así válido para detectar posible corrupción en la JEP?

Para mí es difícil calificar como entrampamiento la actuación de la Fiscalía. Máxime cuando la felicito por haber conjurado este plan criminal. En ese sentido, prefiero guardar silencio. Quienes tienen que calificar eso son los jueces de la República, los que tendrán que examinar cuál es la solidez jurídica que tienen esos elementos materiales probatorios (de la Fiscalía).

(Le puede interesar: Otra versión de la historia de la captura del exfiscal de la JEP y de Luis Alberto Gil)

¿Qué le responde a la presidenta de la JEP, Patricia Linares, quien le exigió que publicara las hojas de vida de los 215 funcionarios que usted ha contratado para la UIA?

Precisamente ayer en la tarde lo verifiqué, las hojas de vida de todos los funcionarios de la Unidad de Investigación y Acusación están publicadas en la página web. Incluso, por transparencia, como se lo manifesté (a Linares) en el escrito en que le contesté el oficio, las hojas de vida no solo de la Unidad de Instigación y Acusación, sino de todos los funcionarios, deberían ser públicas. Es más: en mi criterio, todo funcionario público debería tener su hoja de vida publicada.

¿Cómo es que los títulos académicos de Bermeo que usted mencionó en rueda de prensa no aparecen en el Sistema de Información y Gestión del Empleo Público (SIGEP)?

Ayer estuve averiguando sobre el tema y parece que es un problema en la plataforma del SIGEP, pues no están actualizadas unas hojas de vida. No porque la hoja de vida que haya presentado Carlos Julián Bermeo, cuyas certificaciones la Secretaría Ejecutiva (de la JEP) verificó, no aparezca.

Además de revisar la hoja de vida y trayectoria académica, ¿qué se chequeó con Bermeo?

Lo que se revisó de Bermeo y de todas las personas que han sido nombradas en la Unidad de Investigación y Acusación es que no tengan antecedentes judiciales ni disciplinarios y que, por supuesto, cumplan con los requisitos mínimos. Además, se mira cuál es el “plus” que puede tener la persona para trabajar en la Jurisdicción Especial para la Paz, que es un proceso particular.

(Le puede interesar: Captura del exfiscal de la JEP: las diferencias entre el agente infiltrado y el provocador)

En el caso de Bermeo, ¿cuál era ese “plus”?

Estaba especializado en derechos humanos y derecho internacional humanitario y tenía maestría en derechos humanos y cultura de paz. Su tesis de grado fue sobre paz y justicia restaurativa. Ahora, no estoy defendiendo a Bermeo; estoy defendiendo que se hizo una verificación donde él cumplía con unos requisitos y era idóneo para ocupar ese cargo en la Unidad de Investigación y Acusación. Desafortunadamente, el señor Bermeo se desvió del camino para el cual se contrató.

¿En la unidad se ha aplicado alguna medida para revisar que no hay otro episodio así?

Es un tema complicado. He estado pensando en solicitarle a la función pública que, de alguna manera, se involucre en la escogencia de la gente de la jurisdicción. Según estuve averiguando, ellos hacen unos tests psicológicos a las personas que van a ingresar. Yo quisiera adoptar esos tests para minimizar los riesgos. Aunque eso no nos va a garantizar que alguien en el futuro no vaya a cometer un delito.

¿No siente usted responsabilidad?

La verdad, más que responsabilidad siento es tristeza, rabia. Me siento traicionado por alguien a quien se le nombró en la Unidad de Investigación y Acusación para que trabajara por la paz. Este es un proceso especial, es un proceso histórico. Lo que quiere uno y lo que busca es que venga gente buena, que trabaje de forma decidida por el cambio que requiere Colombia. Es triste para mí que esto haya ocurrido. Me siento más traicionado en mi fuero interno que responsable. Aunque como nominador de Bermeo me cabe responsabilidad, la responsabilidad debe ser en sus justas proporciones. Yo no puedo entrar en la conciencia de la gente y saber si un ofrecimiento económico va a torcer su camino.

(Le puede interesar: Las preguntas sobre la captura del fiscal de la JEP)

¿Se han planteado mecanismos ahora con la gente que ya está dentro de la UIA para prevenir o al menos reducir a su mínima expresión la posibilidad de un acto corrupto?

Todos los cargos de la Unidad de Investigación y Acusación son de libre nombramiento y remoción, por la naturaleza transitoria de esta justicia. (A raíz de este episodio) ya oficié al director de la Policía para que se haga un estudio de seguridad a todos los funcionarios de la UIA. Y, de ser posible, hablaré con la función pública a ver si todavía se pueden hacer sus exámenes de perfil psicológico.

¿Qué lectura hace de todo el caso “Santrich” en la JEP?

Que tal vez se le dio más trascendencia de la que debería habérsele dado; es un caso como cualquier otro, como muchos que se han resuelto en la jurisdicción. Entiendo que la Sección de Revisión ha resuelto más de sesenta casos de garantía de no extradición, a este caso se le está dando una importancia superior. Lo único que quiero es que los señores magistrados tomen la decisión que corresponda, de acuerdo con el material probatorio que tienen. Pero, debo insistir, la Unidad de Investigación y Acusación nunca ha tenido ninguna participación en él.

¿En el nombramiento de Carlos Julián Bermeo tuvo algo que ver el senador Temístocles Ortega, quien aportó $5 millones a su campaña cuando Bermeo aspiraba a ser alcalde de Popayán?

No, no tuvo que ver. No conozco al senador Ortega.

¿Bermeo alcanzó a participar en algún operativo que tuviera que ver con las Farc, como el de Miravalle (para buscar al “Paisa”)?

No. De hecho, el grupo de trabajo que adelantó las diligencias de Miravalle con lo del Paisa no tiene nada que ver con el grupo de trabajo en el que estaba el señor Bermeo.

(Lea: “No veo la relación de las personas capturadas con el proceso”: defensa de “Santrich”)

¿En qué casos trabajaba?

Él estaba en 24 casos, apoyando a los magistrados en temas relacionados con amnistías, indultos y la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas. Ninguno tenía que ver con la Sección de Revisión, que maneja los asuntos de garantía de no extradición.

¿Cuáles eran sus funciones, exactamente?

Un fiscal de apoyo trabaja con los fiscales de sala o de tribunal, hace las órdenes a la Policía Judicial, está pendiente de que se presenten los informes al despacho del fiscal de sala o tribunal o de la magistratura, si es el caso, dentro de los términos.

Según lo que dice, Bermeo estaba lejos de los procesos de extradición.

Exacto. No estaba facultado para tomar decisiones. De hecho, los fiscales de apoyo no tienen jurisdicción ni competencia, quienes las tienen son los fiscales de sala y del tribunal, que son quienes litigan ante los magistrados.

(En video: El momento en el que fiscal de la JEP recibe presunto soborno por caso "Santrich")

Desde antes de que estallara este escándalo, se hablaba mucho de serias diferencias entre usted y los magistrados de la JEP. ¿Hasta dónde van esas diferencias?

En asuntos judiciales siempre va a haber diferencias y eso es algo normal. Jueces y fiscales no siempre estamos de acuerdo, pero eso no quiere decir que sean diferencias estructurales que puedan afectar la Jurisdicción Especial para la Paz. Nosotros tomaremos la posición que haya que tomar y los magistrados resolverán.

O sea, ¿califica el trabajo de ustedes como armónico?

Digo algo que siempre he sostenido: la Jurisdicción Especial para la Paz, la encargada de sentar las bases de la paz en Colombia, no puede estar en guerra. Siempre haré todos los esfuerzos que estén a mi alcance para lograr que la jurisdicción trabaje armónicamente. Siempre habrá problemas, pero serán escollos que tenemos que resolver porque el fin último de nosotros es la paz.

Este escándalo, sin duda, golpea la legitimidad de la JEP. ¿Propone algo para fortalecerla?

Indudablemente que afecta la imagen de la JEP. Esto que ocurrió con el exfiscal Bermeo, a quien ya declaré insubsistente, nos afecta de una forma inimaginable. Pero desde el principio sabíamos que este proceso no iba a ser fácil. Uno nunca espera que se den este tipo de problemas, pero lo que tenemos que hacer es seguir adelante y trabajar con más ahínco y más responsabilidad para demostrarle a la opinión pública y al país que hay esperanza en este proceso, que sí podemos hacer la tarea.

(Lea aquí: "Conocedor de las leyes y por tanto legalista": cuando exfiscal de la JEP hacía política).

¿Cabe pensar que el manejo de medios que le ha dado la Fiscalía a este caso apunta, de paso, a debilitar la imagen de la JEP?

No quisiera entrar en controversias con la Fiscalía, creo que está haciendo lo que le corresponde. Quiso darle publicidad a un acontecimiento que, de hecho, es grave y por esa misma gravedad es que le hace daño a la jurisdicción. Yo no puedo culpar a la Fiscalía por dar publicidad a un operativo en el que un funcionario de la jurisdicción, particularmente de la Unidad, resulta involucrado. Quien le está haciendo daño real a la jurisdicción es quien cometió el acto ilícito, no la Fiscalía.

¿Cuál es su argumentación para quienes piden su renuncia?

Yo, repito, no voy a renunciar a la oportunidad y a la obligación que adquirí cuando acepté el cargo como director de la Unidad de Investigación y Acusación de trabajar por la paz de Colombia. Adquirí un compromiso con las víctimas de este país. Seguramente se irán a presentar muchos problemas que tendré que superar, pero seguiré adelante en la lucha que tengo que librar para lograr la paz. Este país necesita reconciliarse y no voy a dejar de trabajar para eso.

¿Qué les dice entonces a las víctimas que se pueden sentir defraudadas por esto que pasó?

Tengo que pedirles perdón en tercera persona por los actos que cometió el señor Bermeo. Pero también tengo que decirles a las víctimas que la mayoría de los colombianos son gente buena y que no se puede satanizar a todos los funcionarios de la Unidad de Investigación y Acusación, ni de la Jurisdicción Especial para la Paz, porque una persona que vino a trabajar acá se desvió del camino que debía tomar y que esté trabajando en este proceso tan importante para los colombianos.

(También: Procuraduría abre investigación contra el exfiscal de la JEP capturado).

A propósito de la Fiscalía, ¿en que va lo de la investigación en su contra, luego de que el exparamilitar “Huevo de Pisca” denunciara que usted recibió una propiedad a cambio de acusarlo?

Realmente no sé. Hace más de un año presenté un escrito al despacho del fiscal de conocimiento, con copia al despacho del fiscal general, en el cual puse a disposición toda la información no solo mía, sino de mi familia, para que hicieran las verificaciones correspondientes. Ya transcurrió algo más de un año, es una investigación que no tiene ningún fundamento. No me preocupa esa investigación, me he dedicado es a cumplir mi tarea de trabajar en el proceso de paz y en la implementación de la Unidad de Investigación y Acusación.

843356

2019-03-05T22:00:00-05:00

article

2019-03-05T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Redacción Judicial

Judicial

“Más que responsable, me siento traicionado”: Giovanni Álvarez, fiscal líder de la JEP

93

15515

15608