La mayor parte de llamadas extorsivas se realizan desde cárceles

Según el Gaula, en lo corrido de 2014 se presentaron 4.848 casos de extorsión, 407 de ellos a través de llamadas telefónicas originadas en cárceles.

El Gaula de la Policía reveló que la mayor parte de las llamadas extorsivas que se hacen en el país se realizan desde centros carcelarios.

De acuerdo con las autoridades, los delincuentes logran evadir desde los controles físicos hasta los tecnológicos para ingresar celulares a los penales. En lo corrido de 2014, el Gaula registró 4.848 casos de extorsión, 407 de ellos a través de llamadas telefónicas originadas en cárceles.

“Es preocupante y tenemos que tomar algunas medidas. Estamos trabajando con todas las autoridades, especialmente con el Inpec, para tener un control especial en las cárceles”, aseguró a Noticias Caracol el coronel Fabio López, director del Gaula de la Policía.

Por otro lado, sostuvo el director del Gaula, se investiga si ciertos aparatos que bloquean la señal de los celulares no tienen la suficiente cobertura: “estamos adelantando una investigación porque posiblemente algunos sitios se convierten en ángulos muertos, zonas donde no se puede cerrar la señal”.

El Inpec por su parte asegura que los delincuentes utilizan mecanismos para evitar los controles de la guardia.

“Cualquier persona puede pasar en una moto y arrojar un elemento prohibido al interior del establecimiento. De igual manera y en muchos de los casos, son utilizadas mujeres para introducir elementos dentro de su cuerpo”, sostuvo el general Jorge Ramírez, director del Inpec.

Se presume que las cárceles en las que más se realizan llamadas extorsivas son la de Granada (Meta), La Picaleña de Ibagué, San Isidro (cauca) y La Modelo de Bogotá.