Mayor (r) se declaró inocente en proceso por red de prostitución interna en la Policía

El oficial no aceptó el delito de constreñimiento a la prostitución imputado por la Fiscalía. Por estos mismos hechos es procesado el coronel (r) Jerson Jair Castellanos.

El mayor (r) Wilmer Torres se declaró inocente del delito de constreñimiento a la prostitución imputado por la Fiscalía General. El oficial es investigado por presuntamente tener conocimiento y participación sobre la existencia de una red encargada de contactar a uniformados para que ofrecieran servicios sexuales a particulares.

El oficial, quien hacía parte de la Escuela General Santander, fue señalado como el encargado de controlar esta red interna de prostitución. En su momento el fiscal general encargado Jorge Fernando Perdomo aseguró  que existían pruebas para establecer la participación de un mayor en el constreñimiento “a algunos cadetes para que salieran y sostuvieran relaciones sexuales y de otra índole con un coronel”.

Ese coronel, añadió, fungía para la época de los hechos como el “enlace de la Policía con el Congreso de la República”. Perdomo agregó que esta investigación se derivó de que la se estaba adelantando por la existencia de la denominada ‘Comunidad del Anillo’, una presunta red de prostitución interna de la que habrían tenido conocimiento y activa participación altos oficiales de la Institución. (Ver ¿Qué pasó con la investigación sobre la "comunidad del Anillo" en la Policía?)

Por estos mismos hechos ya fue imputado el exjefe de seguridad del Congreso, coronel (r) Jerson Jair Castellanos Sotos quien tampoco aceptó cargos. El oficial en retiro manifestó que es inocente y que no tiene conocimiento alguno sobre esta red y mucho menos sobre la ‘Comunidad del Anillo’. Para el próximo 17 de enero quedó fijada una audiencia de ampliación de imputación de cargos en contra de los dos oficiales.