Gobierno anuncia 200.00 subsidios de vivienda entre 2020 y 2022

hace 7 horas

Mayordomo de finca del exembajador Sanclemente dio pequeñas pistas a la Fiscalía

Laureano Martínez Cortés dejó una declaración 12 días después de que la Policía allanara la hacienda de la familia Sanclemente y encontrara allí un gran laboratorio de droga, por lo cual el propio Sanclemente, anunció el fiscal Francisco Barbosa, será vinculado a la investigación. El presidente Duque dijo esta mañana en radio que aceptó la renuncia presentada por el diplomático.

El 1° de abril de 2019, Fernando Sanclemente presentó copia de sus cartas credenciales al canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa. Cancillería colombiana

Laureano Martínez Cortés, uno de los mayordomos de la finca de la familia de Fernando Sanclemente Alzate, se ha convertido en una especie de fantasma para la investigación que se abrió luego de que, el pasado 12 de febrero, las autoridades encontraran en esa propiedad siete toneladas de precursores químicos 10 kilos de coca procesados. La Policía aseguró entonces que ingresó al predio sin saber a quién le pertenecía. Que sus propietarios tuvieran conexión con el embajador de Colombia en Uruguay y con la familia Spiwak (dueños de la cadena hotelera Dann) hacía aun más llamativo el hallazgo. (Detalles del allanamiento a la finca de la familia del embajador Sanclemente)

Desde que se hizo el operativo, no se sabía nada de Martínez Cortés. Hasta ahora. El 24 de febrero pasado, 12 días después del operativo en la finca ubicada en Guasca (municipio vecino de Bogotá), Martínez Cortés acudió a una sede de la Fiscalía para presentar su versión de lo que pasó en la hacienda de los Sanclemente y los Spiwak: “Como el 10 de septiembre de 2019 llegaron unos señores a la finca. Me dijeron que los tenía que dejar trabajar ahí. Que ellos iban a colocar algo de licores y que si no autorizaba, mataban a mi familia”, relató el mayordomo, reporta hoy el diario El Tiempo.

Según Martínez Cortés, ese fue el motivo por el que permitió que personas ajenas a la finca ingresaran a ella. De acuerdo con su versión, ese mismo día, 10 de septiembre de 2019, arribaron a la propiedad un grupo de unas 30 personas, “todas armadas” con pistolas y revólveres, y se ubicaron “al fondo de la laguna”. Martínez agregó que, unas seis semanas después, trató de acercarse a mirar qué hacían esos hombres, pero dijo que no lo dejaron pasar. “Nunca le comenté porque me tenían amenazado”, respondió Martínez Cortés cuando le preguntaron si él dio aviso a los propietarios de la hacienda.

Cuando la Policía llegó al lugar, en un operativo coordinado con la agencia estadounidense ICE, se allanaron tres espacios: el laboratorio de coca -cerca de la laguna-, la cocina de los empleados y los dormitorios de estos. Cinco personas fueron detenidas ese día, ninguna aceptó cargos. La jueza de garantías que avaló su captura y los envió a prisión mientras las pesquisas siguen manifestó que ellos, posiblemente, pertenecían a una organización criminal mayor. Según las autoridades, en la finca del embajador Sanclemente podían producirse hasta casi dos toneladas de coca por mes. (Envían a la cárcel a capturados en finca de embajador Sanclemente)

Este asunto, que parecía quieto, volvió a agitarse desde el domingo pasado, cuando el fiscal Francisco Barbosa anunció en entrevista con Yamid Amat que el embajador Sanclemente será vinculado a la investigación que cursa por este hallazgo. “Estos temas no son de poca monta para la Fiscalía. La finca del embajador fue destinada para tener un laboratorio dedicado al procesamiento de cocaína. No se trataba de algo sencillo y transitorio. Por el contrario, se trataba de una estructura bien montada con tres instalaciones que tenían la potencialidad de producir 1,8 toneladas de cocaína mensual”, dijo el fiscal.

Sus palabras causaron efecto casi inmediato: Sanclemente presentó su carta de renuncia a la Embajada de Colombia en Uruguay tras tomarse una licencia no remunerada de 60 días para ejercer su defensa. Desde el hallazgo de la Policía, Sanclemente ha salido a explicar públicamente que en la finca se había arrendado una parte de las 176 hectáreas para unos cultivos de papa, que allí su familia se dedicaba a la cría de caballos y de ganado Angus, que su hermano Gilberto es el representante legal de la empresa. Este último rindió entrevista en la Fiscalía justo el mismo día que Martínez Cortés fue a presentar su denuncia.

Cuando se realizó el operativo, la familia Spiwak sacó un comunicado desligándose del escándalo: “Esa finca, a la muerte de mi hermano (Boris Spiwak), la heredó su viuda hace 15 años”, decía el documento, en el cual se añadió que no había vínculos comerciales entre la empresa de los Sanclemente y la cadena hotelera Dann. Hace unas semanas, la Fiscalía anunció que compulsó copias a la Dirección de Extinción de Dominio, la cual, según las normas, deberá solicitar en algún punto que los Sanclemente y los Spiwak pierdan esa propiedad porque allí se cometieron delitos. La decisión final al respecto será de un juez.

De Martínez Cortés las autoridades no tienen pista desde el pasado 24 de febrero. Él mismo advirtió que estaba bajo amenaza porque los “dueños” del negocio que se fraguó en la finca del embajador Sanclemente creen que él los delató; dijo que estaba escondido donde un amigo y que su familia está con él. “Es mi deber en aras de proteger y garantizar el buen nombre suyo y de su Gobierno, presentar a su consideración mi carta de renuncia a partir de la fecha”, le dijo Sanclemente al presidente Duque para despedirse de la Embajada, cuya dimisión aceptó el presidente esta mañana. Lo que el diplomático tiene en frente ahora es un largo proceso judicial por venir.

 

913393

2020-04-07T10:12:27-05:00

article

2020-04-07T10:12:27-05:00

dduran2_104

none

Redacción Judicial

Judicial

Mayordomo de finca del exembajador Sanclemente dio pequeñas pistas a la Fiscalía

82

6295

6377