"Me están cobrando mi amistad con Álvaro Uribe": General Rito Alejo del Río

El excomandante de la Brigada XVII señaló que “no existen pruebas” que lo comprometan con el asesinato de un líder chocoano.

Ante la juez octava especializada de Bogotá, el general (r) Rito Alejo del Río señaló que no hay pruebas ni testimoniales ni documentales que lo vinculen con el asesinato del campesino Mariano López, por lo que se declaró inocente del delito de homicidio agravado en persona protegida, por el que ya la Fiscalía y la Procuraduría pidieron condenarlo.

El excomandante de la Brigada XVII explicó que el 27 de febrero de 1997, día en que fue asesinado el líder campesino en la población de Bijao, Chocó, “estaba desarrollando con sus hombres operaciones en contra de la guerrilla y paramilitares” en las zonas conocidas como Tamborales, Salaquí y Caño Seco, ubicadas a más de 30 kilómetros de donde ocurrió el crimen.

El general del Río cuestionó los testigos presentados por la Fiscalía, señalando que no se han revisados claramente las pruebas presentadas sobre los aspectos geográficos de la zona. “Yo estaba a 30 kilómetros de distancia, era prácticamente imposible que con los pocos hombres que tenía combatiendo, mientras que allá (en Bijao) los paramilitares estaban desarrollando un desplazamiento, me era imposible controlar todas las zonas”.

En una intensa y fuerte defensa, el alto oficial calificó todo el proceso en su contra como “un montaje” perpetuado por el coronel en retiro Carlos Alfonso Velásquez, “con quien nunca tuve una buena relación y siempre me atacó por mis acciones”.

Finalmente el general señaló que nunca se alió con grupos paramilitares para cometer crímenes, como el que acusa la Fiscalía en el presente proceso y por el que solicitó absolución.

Temas relacionados