Medicina Legal tiene indicios de que muerte de niño en Medellín fue violenta

La versión que dio la madre del pequeño Miguel Ángel Rivera Giraldo, de 2 años de edad, es que su hijo murió por una gripa. Las autoridades sospechan del padrastro del niño.

Según Medicina Legal, en lo corrido de 2017 se han presentado 32 homicidios de menores.

Las versiones de la forma en como falleció, el pasado 15 de septiembre en Medellín, el pequeño Miguel Ángel Rivera Giraldo, de 2 años, parecen desmoronarse a medida que las autoridades intervienen en el caso. Lo último que se conoció fue la medida de aseguramiento que la Fiscalía dictó contra la madre y el padrastro del niño mientras se investiga la causa de su muerte. Sin embargo, este lunes el Instituto de Medicina Legal aseguró que hay fuertes indicios de que se trató de una muerte "violenta tipo homicida". 

“Hasta el momento la causa de muerte se encuentra en estudio, aunque los hallazgos nos orientan a que fue violenta. Hay elementos de juicio que estamos analizando con el fin de poder determinar esto. Como resultados preliminares, tras la necropsia, encontramos unos traumas menores ubicados a nivel de cráneo, cuello y mandíbula, pero que aún no explican su fallecimiento”, dijo el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés. (Lea: Capturan a padres de niño de Medellín que habría muerto por golpiza)

Esta afirmación resulta contraria a lo que inicialmente dijo la madre del menor al ingresar a la Clínica Las Américas, en donde el pequeño Rivera Giraldo falleció por la gravedad de las heridas, según el parte médico de quienes lo atendieron el pasado viernes. De acuerdo con la mujer, de 22 años de edad, su hijo presentaba una gripa, la cual empeoró a niveles críticos. (Lea: Menor que murió en Medellín presentó signos de golpes en su cuerpo)

La aparente “muerte natural” de Miguel Ángel Rivera fue puesta en duda por vez primera por el médico de urgencias que lo vio. Este, al observar las heridas del menor, pidió acompañamiento de las autoridades y adujo que se trataba de un caso de maltrato familiar. Inclusive, el secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón, comentó que las versiones de la pareja eran incoherentes entre sí.

“Las heridas del niño tienen características contundentes y corto punzantes que no explican su muerte. Esperamos que en las próximas 24 horas los resultados de los estudios nos orienten más”, agregó Valdés.

El caso del pequeño Miguel Ángel no es aislado y las cifras de Medicina Legal en el país lo demuestran. De acuerdo con el instituto, en lo corrido de 2017 se han presentado 32 homicidios de menores. De estos, 9 fueron realizados por la madre, 6 por los padrastros, 4 por padres y el resto por hermanos, primos u otros familiares. Ahora, respecto al año anterior, el aumento de la violencia infantil es del 1,8%.

Medicina Legal confirmó que no se encontró ningún signo de abuso sexual en el cuerpo del menor. Aun así, el hecho de que la tía del niño cuestionara la versión de su hermana (como contó el diario El Colombiano), y que los vecinos de la pareja casi lograran lincharlos por “violencia doméstica”, deja ver que la situación parecía repetitiva y nadie hacía nada al respecto.