En Huila

Medida de aseguramiento en contra de exalcalde de Neiva por presuntos hechos de corrupción

El exmandatario es procesado por las irregularidades en la contratación para la remodelación del estadio de la capital huilense.

Suarez fue alcalde de Neiva entre 2012 y 2015.Cortesía

Un juez de control de garantías decidió dictar medida de aseguramiento en contra del exalcalde de Neiva, Pedro Hernán Suárez, quien es investigado por la supuesta contratación irregular para la remodelación arquitectónica y estructural del estadio  del municipio, Guillermo Plazas Alcid. El exfuncionario local, quien administró la ciudad durante 2012 y 2015, fue capturado el miércoles pasado junto con otras seis personas, a las que también se les dictó medida de aseguramiento.

(Le podría interesar: Nuevas capturas por posibles irregularidades en contratación de estadio de Neiva)

Suarez habría incurrido en el delito de peculado por apropiación, al permitir que un tercero se adueñara de recursos públicos. La Fiscalía habla de cerca de $25.000 millones. También es señalado de incurrir en el delito de contrato sin cumplimiento de los requisitos legales. Por su parte, el entones jefe de contratación de Neiva es señalado por la Fiscalía de cometer los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales e interés indebido en la celebración de contratos. En 2014 el funcionario fue señalado de haber viajado a Estados Unidos y Asia con dineros del erario. Sin embargo, la Fiscalía no abrió investigaciones formales al respecto.

(Le podría interesar: Alcalde de Neiva viajó a Estados Unidos y Asia presuntamente con dineros de la ciudad)

El 16 de agosto de 2016, mientras se adelantaba el proceso de adecuación y remodelación, la tribuna occidental del estadio por el que es investigado Suarez, se derrumbó, dejando un saldo de cuatro obreros muertos y otros 11 gravemente heridos. La investigación arrojó que la estructura no soportó el peso del concreto y colapsó. El Estadio Guillermo Plazas Alcid es emblemático para Neiva. Se trata del escenario deportivo más importante del departamento del Huila y en donde el Atlético Huila compite en la primera división del fútbol colombiano.

Meses antes de la tragedia, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) advirtió sobre los fallos en las obras para la remodelación del estadio. La calificó “en estado crítico de ejecución”, ya que debían estar listas en octubre, más adelante se fijó diciembre, y luego en julio de este año. Sin embargo, todos los plazos fueron incumplidos. La remodelación de la tribunal occidental, que incluye la adecuación de graderías, baños, camerinos y subestación eléctrica, se contrató por $21.200 millones en 2014.