Medimás habría utilizado recursos de la salud para otros fines: Procuraduría

El Ministerio Público dice que la EPS sigue presentando irregularidades en la prestación de los servicios de salud. “No vamos a permitir que se repita la historia de Saludcoop o de Cafesalud”, dijo el procurador.

Medimás cuenta con cerca de cinco millones de afiliados. Archivo particular.

Los recursos destinados para la salud de los colombianos, al parecer, habrían sido destinados por Medimás para fines distintos a los de mejorar la prestación del servicio. Esa fue una de las irregularidades que el Ministerio Público encontró en la EPS y que va a poner en conocimiento ante la Fiscalía, Contraloría y las Superintendencias de Salud y Sociedades, sobre las nuevas irregularidades en el funcionamiento y los incumplimientos en el proceso de venta de Cafesalud. (Lea: ¿Qué le ordenó el Tribunal a Medimás para superar la crisis con los usuarios?)

Las nuevas irregularidades, según el procurador general, Fernando Carrillo, tienen que ver con las debilidades en la prestación del servicio de salud, los problemas que giran alrededor de la sociedad y “la presunta utilización de los recursos de la salud de los colombianos para fines distintos de mejorar la prestación del servicio”. Por eso, el jefe el organismo de control destacó la necesidad de vigilar los recursos que recibe Medimás por concepto de Unidad de Pago por Capitación (UPC). Es decir, el valor mensual que recibe la EPS por cada afiliado con destino a la atención en salud.

“No vamos a permitir que se repita la historia de Saludcoop o de Cafesalud. La administración de los recursos públicos de la salud debe ser transparente y rigurosa de acuerdo con el marco legal vigente, especialmente para que no se destinen a otros fines y se desfinancien”, sostuvo el procurador general quién, además, expresó que los recursos de los colombianos deben destinarse “a la mejora de la prestación de los servicios en los usuarios y a la defensa del derecho a la salud de los ciudadanos”. (Lea: Minsalud dice que señalamientos contra Medimás “no resuelven el problema”)

El procurador Carrillo dijo que casi cinco meses después de emitir las primeras alertas a la entidad, los niveles que quejas y reclamos a Medimás todavía persisten. Según el Ministerio Público, para los meses de octubre y noviembre, la Superintendencia de Salud registró 14.252 y 11.969 quejas, peticiones y solicitudes de información, respectivamente. La entidad también corroboró falencias en la existencia de una red de prestadores de servicio, que atienda a los cerca de cinco millones de afiliados que la EPS tiene a nivel nacional.

El Ministerio Publico explicó que las sanciones recientes de la Superintendencia a Medimás confirman las denuncias que hizo la entidad el pasado 13 de septiembre. La primera multa, por 1.500 salarios mínimos (unos $1.106 millones), tiene que ver con la atención de 3.220 pacientes vulnerables, a quienes no les garantizó el acceso a los servicios. La segunda multa, de 2.300 salarios mínimos (unos $1.650 millones), es por infracciones administrativas, como la no conformación de la red de servicios de salud. “La Procuraduría no esperará otros dos años de mala atención y vulneración de derechos para actuar”, finalizó Carrillo. (Lea: Multan a Medimás por mal servicio a más de tres mil afiliados)