"Es mentira afirmar que la seguridad en el país ha desmejorado": Mindefensa

El viceministro de Defensa aseguró que en 2014 se rompió la línea ascendente de los delitos que afectan la seguridad ciudadana.

No obstante la mala percepción general sobre la seguridad ciudadana y el incremento de delitos como el hurto, el Ministerio de Defensa reveló este jueves, un balance en el que evidencia que en 2014 se rompió la línea ascendente de los delitos que afectan la seguridad ciudadana.

El positivo balance lo presentó el viceministro de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, quien aseguró que el mejoramiento de la seguridad, se debe a las acciones de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional a lo largo de todo el territorio nacional.

Según el alto funcionario nunca antes se había presentado una reducción como la que se ha tenido en este periodo la criminalidad, de hecho las cifras de 2015 muestran los niveles más bajos en los delitos que afectan a la ciudadanía, tales como el hurto a personas y residencias.

En materia de seguridad ciudadana, el Ministerio de Defensa reporta una significativa reducción en los índices de homicidios de personas civiles en lo corrido de 2015, ubicándose como el más bajo en los últimos 13 años, con una reducción del 17 por ciento, entre enero y febrero, comparado con ese mismo periodo del año anterior.

Asimismo, se registra una reducción del 12.5 por ciento en el hurto a residencias, un 7.3 por ciento en el hurto al comercio y una reducción del 30 por ciento en el hurto a entidades financieras.

Es mentira afirmar que la seguridad en el país ha desmejorado. Hoy Colombia es más segura gracias al trabajo de las Fuerzas Armadas”, sostuvo Bedoya al explicar que el 89 por ciento del territorio nacional no tiene presencia de grupos terroristas, lo que significa una mayor tranquilidad y calidad de vida para los colombianos.

De acuerdo con el balance, los contundentes golpes de la Fuerza Pública a los grupos delincuenciales y a las estructuras guerrilleras se reflejan, por ejemplo, que en 2014 en 27 por ciento de los municipios del país no se reportaron homicidios, que en 91 por ciento de ellos no hubo denuncias por secuestro extorsivo y que 86 por ciento de ellos no tiene presencia de bandas criminales (bacrim).

Además, en ese lapso, en 96 por ciento del país no hay presencia del ELN, en 93 por ciento no hubo acciones subversivas y en 89 por ciento no se registraron atentados terroristas de las Farc o el ELN.

En cuanto acciones de las Fuerzas Armadas contra la criminalidad, en 2014 se registraron 6.113 casos de destrucción de infraestructura dedicada a la producción de drogas ilícitas; 1.320 operaciones de intervención contra la minería criminal, para controlar el cumplimiento de la ley y las regulaciones ambientales y, con el apoyo de las autoridades locales, se suspendieron 752 de las mismas.

“Estas acciones no solo impactan el núcleo financiero de las Farc sino también sus estructuras de apoyo y su potencial de asociación con el crimen”, agregó Bedoya.

De otra parte, la capacidad de ejercer violencia e intimidación contra la población civil por parte de las Farc se ha visto disminuida como resultado de la destrucción de 39.174 artefactos explosivos y la incautación de 102 toneladas de explosivos (510 veces la cantidad utilizada en el atentado contra el Club El Nogal), 5.152 armas y 895.729 municiones.

Por último, en la lucha de las finanzas de la criminalidad reflejan un contundente éxito si se tiene en cuenta que hace tres años se incautaba el 41 por ciento del total del potencial de cocaína que producía el país y hoy esa cifra alcanza el 61 por ciento. “Cada año le quitamos de las manos a esas estructuras criminales más de 5.400 millones de dólares en clorhidrato de cocaína”, precisó Bedoya.