Mercado Europeo, el nuevo objetivo del Clan Úsuga

La captura de Alfonso Mosquera, líder de esta banda criminal en el viejo continente, dejó al descubierto nexos con organizaciones de Reino Unido, Holanda, España e Italia

/Cortesía

La captura de Alfonso Mosquera Pérez, alias 'Palomo' o 'Negro', evidenció la nueva estrategia que desde hace tres años viene adelantando el Clan Úsuga: apoderarse del negocio del tráfico de drogas en Europa. Y es que según los resultados operativos que han realizado mancomunadamente la DEA y las autoridades españolas y colombianas, en el viejo continente esta banda criminal ya tiene posicionada una oficina de cobro que tiene fuertes nexos con grupos que operan en España, Reino Unido, Holanda e Italia. Tanto así, que se les sindica de una decena de homicidios y secuestros que han ocurrido en ciudades como Madrid y Barcelona.

En pocas palabras, el objetivo del Clan Úsuga es que toda la droga que salga de Colombia también sea recibida y distribuida en países europeos por miembros de la misma banda, para así tener un control total del territorio y de la productividad del negocio. Según indicaron fuentes de la Policía, el centro de operaciones es Madrid. En esa ciudad, los lujos de los nuevos 'narcos' colombianos han descrestado a las autoridades, al punto, que sus casas quedaban en el prestigioso condominio Pozuelo de Alarcón, lugar en el que viven las estrellas de fútbol del Real Madrid. Es más, en esa zona también vivió Jhon Fredy Manco Torres, alias el 'Indio', el capo que fue capturado en Brasil en junio de 2013.

El éxodo de los jefes del Clan Úsuga comenzó con Jhon Marlon Salazar Gómez, un hombre que logró posicionarse como uno de las personas más cercanas al máximo comandante de esta banda criminal, Dairo Antonio Úsuga, alias 'Otoniel', tras su trabajo en el Eje Cafetero. Marlon, quien luego de sufrir un atentado quedó postrado en una silla de ruedas, llegó a Madrid en 2011 y comenzó a organizar una oficina de cobro. Contrató a sicarios colombianos y centroamericanos que vivían en la capital española.

Al tener consolidado ya su grupo de sicarios, la tarea de Marlon Salazar fue perseguir a los 'narcos' europeos que no pagaran a tiempo los cargamentos de droga. Según las autoridades, un total de 19 homicidios y cuatro secuestros cometió este hombre antes de ser capturado en mayo de 2014 –hace una semana fue deportado a Colombia– junto a 12 de sus hombres. Ocho de ellos colombianos, dos ecuatorianos, un guatemalteco y un pakistaní. Este último, identificado como Abdul Rauf Ayaz alias 'Moro', sería el jefe logístico de la estructura ya que se encargaba de conseguir las armas para los sicarios y de consolidar las relaciones con otras organizaciones que operaban en Reino Unido, España y Holanda.

Asimismo, las autoridades españolas establecieron que alias 'Roy' y 'Strawberry' eran los hombres de confianza de Marlon, ya que, al parecer, fueron los ejecutores de la mitad de los homicidios. Tras la caída de Salazar Gómez, la cúpula del Clan Úsuga –especialmente el segundo al mando de la organización Carlos Antonio Moreno Tuberquia, alias 'Nicolás'– decidió que el 'Negro' Mosquera debía ocupar su lugar, ya que desde tiempo atrás era uno de los principales colaboradores que lograron posicionar la ruta de droga que llegaba a territorio europeo. Pero uno de sus mayores errores y que lo pusieron en evidencia, fueron sus excéntricos gustos y lujos.

Uno de los grandes escándalos que se destapó el pasado 12 de diciembre, día en que fue capturado, fue que Mosquera sólo se movilizaba en Medellín en un Lamborghini –que hoy en día no es de su propiedad–, carro que apareció en un video de reggaetón del cantante Nicky Jam. Según los investigadores, el 'narco' era un "enfermo" por las modelos paisas y que en Medellín era famoso por su estilo de vida. Tanto así, que se conoció que 15 días antes de su arresto fue visto en un palco de un festival de música electrónica en la capital de Antioquia junto a una presentadora de televisión que fue ganadora de un Reality.

Desde meses atrás la Policía le seguía el rastro a este hombre que según reveló El Tiempo, engaño a la DEA. Al parecer, a través de un abogado contactó a los agentes del organismo internacional y les propuso entregar a sus jefes, 'Otoniel' y 'Nicolás', y desmantelar la ruta que permitía que la droga llegara hasta Estados Unidos y Europa después pasar por Panamá, Costa Rica y Honduras. Sin embargo, todo terminó siendo una fachada supuestamente porque Mosquera debía recoger alrededor de $3 millones de dólares para pagarle una deuda a Nicolás'.

Al margen de este episodio, las autoridades continuaban realizando los seguimientos contra el capo del Clan Úsuga. Durante un largo tiempo lograron establecer que Mosquera sólo viajaba a Europa desde Panamá con una identificación falsa. Asimismo, que siempre realizaba sus viajes en compañía de una modelo paisa –con quien al parecer asistió al premio de Fórmula 1 celebrado en el Principado de Mónaco–. En medio de los seguimientos los investigadores establecieron que el 'Negro' tenía un contacto constante con Óscar David Pulgarín Gañán, un hombre conocido con el alias del 'Señor de los Caballos' y que habría visitado a Mosquera en Madrid junto a su novia, una presentadora de farándula de un prestigioso canal nacional.

Otros de los excesos de Mosquera era comprarle a sus mujeres ostentosos regalos, como por ejemplo, los bolsos Hermes que tienen precios que superan los miles de dólares. Otra de las compras predilectas del 'Negro' eran los relojes marca Hublot y, según los investigadores, los ostentosos Tutti Fruti, que son hechos de diamantes. Asimismo, se identificó que Mosquera realizó una serie de fiestas en Isla Múcura, el mismo lugar donde fue capturado Camilo Torres, alias 'Fritanga', quien se encontraba celebrando su matrimonio.

Las autoridades aún investigan si Mosquera era propietario de un avión privado, en el que al parecer mandaba a recoger a reconocidos artistas y orquestas nacionales, especialmente de salsa y reggaetón. El día cero para la captura del 'Negro' llegó cuando identificaron que había salido desde Panamá después de haber tenido un fuerte altercado en días anteriores. Con el arresto de 'Mosquera' las autoridades aún están tras la pista de los reductos del Clan Úsuga que aún operan en Europa y continúan forjando alianzas con bandas de distintos países.