Miguel Nule, condenado por carrusel de contratos, demandó a la Nación por $1.5 billones

Entre los argumentos, el empresario dice que la Fiscalía incumplió un principio de oportunidad con la llegada del entonces fiscal, Eduardo Montealegre y, dice, usó información que él había entregado en su contra.

Miguel Eduardo Nule Velilla paga una condena de 19 años, cinco meses y 11 días de prisión. Archivo particular.

El empresario Miguel Eduardo Nule Velilla, reconocido contratista condenado por el saqueo de recursos públicos en el caso conocido como el carrusel de contratos, interpuso una demanda  contra la Fiscalía General y la Nación por $1.5 billones. El demandante alega daños materiales a él y su familia por cuenta de los manejos que el ente investigativo le dio a este caso de corrupción que a, a la postre, llevó a que recibiera una condena de 19 años, cinco meses y 11 días. (Lea: La historia clínica de Miguel Nule)

Sin embargo, este no es el único argumento con el que buscará ganar este pleito. Nule Velilla también dice que fue objeto, junto con el Grupo Nule, del que también hicieron parte sus hermanos Manuel Francisco y Guido Alberto Nule, de una persecución mediática y legal. Por estos hechos, los hermanos de Miguel Eduardo también recibieron el mismo monto de la condena por la Corte Suprema de Justicia que la aumentó de 14 a 19 años. (Le podría interesar: Casa por cárcel a Miguel Nule Velilla por sufrir problemas de depresión)

Según el diario El Tiempo, el propósito era retirarlos de la puja por su reconocimiento, trayectoria, experiencia, y porque se habían vuelto competidores de otros contratistas en esa época. Hecho por el cual, asegura Nule Velilla, fueron liquidadas sus empresas a pesar de que habías otras compañías que también presentaban retrasos en sus obras de la Calle 26 como Odinsa y Conalvías. Y dice que esto también le ocasionó la exclusión de su grupo empresarial en la licitación de la Ruta del Sol III. (Lea: Corte Suprema aumenta condena de los Nule por el "carrusel de contratos")

Otro de los argumentos, según el diario, es un incumplimiento de un principio de oportunidad suscrito con el ente investigativo. Al parecer, en 2010, Guillermo Mendoza Diago, entonces fiscal general, buscó a los hermanos Nule para hablar de ese acuerdo –ser testigos en otras investigaciones– a cambio que la justicia cesara acciones penales en su contra. Sin embargo, tras la llegada de Eduardo Montealegre, la Fiscalía habría revocado ese principio y usó esa información en su contra.