Millonarios deberá pagar indemnización al exjugador Ricardo Ciciliano

La Corte Suprema de Justicia, a través de su Sala Laboral, estableció que el club embajador deberá pagarle una millonaria indemnización al volante por despido indirecto en el año 2009.

De izquierda a derecha: Jhon Valencia, Carlos Valdés, jugadores de América, y Carlos Villagra y Ricardo Ciciliano. Archivo El Espectador

La Corte Suprema de Justicia zanjó un pleito laboral entre el exjugador Ricardo Manuel Ciciliano y el Club Deportivo los Millonarios. La Sala Laboral, con ponencia del magistrado Martín Emilio Beltrán, estableció que el club embajador deberá pagarle una millonaria indemnización al volante por despido indirecto (retiro del trabajador porque el empleador lo obliga a renunciar), pues renunció en 2009 porque no le pagaban su salario ni sus prestaciones sociales.

Ciciliano presentó una demanda contra el club embajador para demostrar que existió un contrato de trabajo a término fijo, el cual terminó el 3 de diciembre de 2009 por los incumplimientos de Millonarios al no pagarle tres meses de salario ni los aportes a seguridad social. En ese sentido el exjugador solicitó, entre otras cosas, el pago de su sueldo y una indemnización por el despido indirecto.

(Le podría interesar: Ricardo Ciciliano ya no aguantaba 90 minutos: Diego Umaña)

En abril de 2012, en decisión de primera instancia, el Juzgado Doce de Descongestión Laboral de Bogotá condenó a Millonarios a pagarle a Ciciliano una millonaria indemnización por el despido. Ese despachó probó que los tres meses de salario que reclamaba el exjugador fueron cancelados por medio de una consignación judicial. Ciciliano también reclamó el pago de los salarios de diciembre de 2009 a junio de 2011 (duración del contrato), pero fueron negados “porque no se prestó el servicio” en ese tiempo.

Millonarios apeló la decisión, pero el Tribunal Superior de Bogotá le dio la razón a la decisión que favoreció al exjugador. No obstante, el club embajador impugnó la sentencia ante la Corte Suprema al argumentar, entre otras cosas, que la decisión violó el artículo 29 (debido proceso) de la Constitución Política y que en la decisión de segunda instancia se cometieron errores.

(Lea también: “Hay gente que sí cumple las amenazas”)

Ciciliano, por su parte, señaló que Millonarios admitió el incumplimiento del contrato de trabajo por la mora en el pago de sus salarios y que por eso el Tribunal Superior de Bogotá probó el despido indirecto.

La Sala Laboral de la Corte Suprema, al estudiar el recurso de casación, determinó que el Tribunal Superior de Bogotá no cometió errores “al avalar la decisión del juez de conocimiento de otorgarle al demandante (Ricardo Ciciliano) la indemnización (…) a que tiene derecho por la terminación sin justa causa (despido directo) del contrato a término fijo mayor a uno año”. El despido indirecto, para el alto tribunal, está probado.