'Mincho' participó en secuestro de los diputados del Valle

Jorge Netfalí Umenza Velasco, en las Farc desde hace cuatro décadas, fue dado de baja en el sur del país.

Un jefe de las Farc, enlace con mafias del narcotráfico en México, fue abatido este jueves en una operación conjunta las Fuerzas Militares en  inmediaciones del río Yurumanguí, sur del país.

Se trata de Jorge Netfalí Umenza Velasco, más con conocido como 'Mincho', jefe del frente 30 de las Farc, considerado, además, responsable de levantar retenes ilegales en la carretera entre Cali y el puerto de Buenaventura y de múltiples asesinatos.

En la operación, en la que también resultaron heridos y capturados cuatro guerrilleros más, según el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, participaron la Armada, la Fuerza Aérea, tropas del Ejército y la Policía. Según el alto cargo, 'Mincho' era "un jefe del narcotráfico, proveedor de finanza, un hombre responsable de múltiples acciones terroristas, de múltiples crímenes y exportación de droga en particular a Centroamérica".

Asimismo, añadió el ministro, el guerrillero abatido pertenecía a las Farc desde hace cerca de 40 años y participó, en 2002, en el secuestro de doce diputados del Valle del Cauca, de los que once murieron en cautiverio, y también de doce trabajadores de una hidroeléctrica y de seis periodistas en esa región del país.

También fue uno de los autores del asesinato de 18 infantes de Marina en esa región, de haber detonado varios carros bomba y era un enlace con los carteles mexicanos de las drogas. 'Mincho' tenía pendientes "órdenes de captura por terrorismo, homicidio agravado, rebelión y secuestro y tenía 'circular roja' de la Interpol", según añadió el ministro de Defensa colombiano.

Según Pinzón, la muerte del guerrillero es "un golpe a la espina dorsal de las Farc, un gran golpe a las finanzas de las Farc". El bombardeo fue lanzado en la madrugada de este jueves cerca al río Yurumanguí, en la zona rural de Buenaventura, principal puerto del país sobre el océano Pacífico.

Por 'Mincho', solicitado en extradición por Estados Unidos, las autoridades ofrecían una recompensa de cerca de 900.000 dólares a quienes brindaran información que permitiera su captura. El presidente Juan Manuel Santos destacó el resultado de la operación y dijo que 'Mincho' era "un personaje emblemático para las Farc".

Las autoridades colombianas acusaron también al guerrillero muerto del intercambio de drogas por armas con organizaciones internacionales.

Temas relacionados