Mindefensa: caída del fuero, "un golpe a la moral de las Fuerzas Armadas"

El jefe de la cartera de Defensa, Juan Carlos Pinzón, indicó que acata y respeta el fallo de la Corte.

El Ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, indicó que pese a que acata y respeta el fallo de la Corte Constitucional que tumbó la reforma del Fuero Penal Militar, la caída del trámite representa  “un golpe a la moral de las Fuerzas Armadas”. Leer también: Corte Constitucional tumbó Fuero Penal Militar

Con relación a los vicios de trámite señalados por el alto tribunal para argumentar su decisión, Pinzón señaló que “se hizo de acuerdo con su reglamento y con la jurisprudencia de la Corte vigente hasta su aprobación definitiva” e indicó que “además, fue un proceso democrático, altamente participativo y de cara al país y al mundo”.

Así mismo, indicó que ante la caída del trámite y por instrucciones del presidente, Juan Manuel Santos, radicará con mensaje de urgencia ante el Congreso "un proyecto de ley para crear y organizar el fondo de defensa para los miembros de las Fuerzas Armadas involucrados en investigaciones por actos del servicio, así como el sistema de defensa técnica y especializada”, al tiempo “invito a los  Senadores y Representantes a respaldarlo mayoritariamente, como lo hicieron con el trámite del Acto Legislativo y la Ley Estatutaria”. 

Leer también: Caída del fuero deja en el limbo a Fuerzas Militares: Congreso

Comunicado completo del Minsiterio de Defensa

1. El Gobierno Nacional, el Ministerio de Defensa Nacional y la Fuerza Pública acatan y respetan el fallo de la Corte Constitucional que declaró inexequible por vicios de trámite el Acto Legislativo 02 de 2012, modificando la posición tradicional que traía la Corte sobre este asunto. Son precisamente las Fuerzas Armadas las garantes del Estado de Derecho, la Constitución, los derechos ciudadanos y las Instituciones. Por tanto, no es de extrañar por qué la Fuerzas Militares y la Policía Nacional son las instituciones más apreciadas por los colombianos

2. Tenemos la convicción de que el trámite del proyecto, según las pruebas allegadas por el mismo Congreso de la Republica, se hizo de acuerdo con su reglamento y con la jurisprudencia de la Corte vigente hasta su aprobación definitiva. Además, fue un proceso democrático, altamente participativo y de cara al país y al mundo. Aunque respetamos y acatamos este fallo, disentimos de la aproximación de la Corte en cuanto al trámite. Una decisión de fondo, emanada de ese Altísimo Tribunal y llamada a marcar el derrotero en asuntos fundamentales para la Nación, habría sido más consecuente con la magnitud de este esfuerzo.

3. Frente a esta decisión, no puedo dejar de decirle la verdad al país: este es un golpe a la moral de las Fuerzas Armadas. Conocedores de su compromiso, con certeza seguirán con todo el corazón y la fortaleza actuando en defensa del pueblo colombiano. La seguridad jurídica ha sido y seguirá siendo la mayor preocupación de los miembros de nuestras Fuerzas Militares y de Policía. El Gobierno del presidente Santos ha hecho todos los esfuerzos acudiendo a los principales expertos nacionales e internacionales y al Legislativo, para encontrar soluciones a este problema acumulado de varias décadas.

4. Por mi deber como Ministro de Defensa no puedo quedarme en lo que fue o ha debido ser. Por eso, por instrucción del Presidente de la República, radicaré con mensaje de urgencia ante el Congreso un proyecto de ley para crear y organizar el fondo de defensa para los miembros de las Fuerzas Armadas involucrados en investigaciones por actos del servicio, así como el sistema de defensa técnica y especializada. Invito a los  Senadores y Representantes a respaldarlo mayoritariamente, como lo hicieron con el trámite del Acto Legislativo y la Ley Estatutaria.

5. En este proceso democrático se surtieron todos los mecanismos institucionales existentes y se obtuvieron mayorías abrumadoras en el Legislativo. El presidente Santos ha decidido seguir haciendo todos los esfuerzos dada la importancia que tiene este tema fundamental para el futuro del país. Este debate es necesario darlo en cualquier escenario por el bien de los hombres y mujeres de la Fuerza Pública, y por el bien de Colombia.

6. A nuestros soldados del Ejército Nacional, de la Armada Nacional, de la Fuerza Aérea y a nuestros policías de la Policía Nacional, quiero decirles que mientras esté en ejercicio de estas funciones seguiremos haciendo todo, todo lo que esté a nuestro alcance para fortalecer su seguridad jurídica y su bienestar, para bien de la seguridad y la paz de todos los colombianos.