Muerte de Martín Elías: nuevo informe refuerza teoría de homicidio

Noticias destacadas de Judicial

El cantante vallenato falleció en 2017, luego de que el conductor que lo transportaba de un concierto en Tolú perdiera el control del vehículo. Un nuevo informe, que forma parte de las pruebas de la Fiscalía, reforzaría la hipótesis de una responsabilidad de quien iba al volante ese día: Armando Quintero Ponce.

Con 27 años y una carrera que solo parecía ir en ascenso, el cantante vallenato Martín Elías murió el 14 de abril de 2017. Salía de un concierto en Tolú (Sucre) a bordo de una Toyota Land Cruiser y, en un punto de la Transversal del Caribe, su conductor, Armando Quintero Ponce, perdió el control del vehículo. La camioneta terminó dando vueltas en el aire y la colisión le dejó al hijo de Diomedes Díaz heridas que terminaron causándole la muerte. La justicia estudia si se trató de un accidente o un homicidio culposo, y El Espectador conoció un nuevo reporte que será clave en esclarecer lo ocurrido.

(Lea también: El informe con que buscan demostrar que muerte de Martín Elías fue un homicidio)

Se trata del informe que elaboró el intendente Luis Andrey Marín, investigador de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía y quien fue uno de los expertos llamados a determinar qué había ocurrido, apenas horas después de que se registrara el siniestro en 2017. El pasado 28 de enero, en el juicio que se lleva en el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Sincelejo en contra del conductor Quintero Ponce, el intendente Marín fue interrogado y reiteró las conclusiones de su informe, que además le dan fuerza a la hipótesis de la Fiscalía: que habría sido un homicidio culposo.

Inició contando que aterrizó en el caso de Martín Elías por instrucciones que le dieron desde Bogotá luego de que se produjera el siniestro. Llegó a Sucre de la mano de investigadores de la capital, que concluyeron tiempo después, en un informe ya revelado por este diario, que el conductor Quintero habría alcanzado una velocidad de 152 kilómetros por hora, más de tres veces el límite permitido en la zona (50 km/h). El trabajo del intendente Marín, no obstante, fue otro: hacer el levantamiento topográfico. Es decir, mapear la carretera y las huellas de la camioneta para entender qué ocurrió.

(Lea también: Mural “¿Quién dio la orden?”, sobre falsos positivos, fue vandalizado)

El 18 de abril de 2017 entregó un informe con 15 conclusiones que dan luces de lo ocurrido. Por un lado, que el lugar donde el vehículo de Martín Elías perdió el control es un “tramo vial totalmente recto con demarcación deficiente” y que tiene una “recta de aproximadamente 8.000 metros, lo que resulta monótono en la conducción”. Asimismo, que en la vía hay señales que limitan la velocidad a entre 40 y 70 km/h, pero en la zona específica el límite es de 50. “Este tramo presenta varios sectores con huecos, fragmentación, ondulaciones, lo que genera un tránsito inseguro por el sector”, añadió.

Y es precisamente por esas condiciones de este tramo vial que “los conductores deben tomar las precauciones para transitar por el mismo”. Tras estudiar la carretera, el intendente encontró que en el sector del siniestro hay un hueco de 12x25x5 centímetros en la calzada en la que iba el cantante vallenato y contra este mismo “impactaron las llantas izquierdas de la camioneta”. Incluso, el investigador encontró un árbol al que se le había roto una rama que estaba a 5 metros de altura, pues al parecer el vehículo se elevó, dando vueltas en el aire, hasta esa distancia del suelo.

Analizando toda la escena, incluyendo dos huellas de derrape que dejaron las llantas de la camioneta (una de 20 metros y otra de 17), el investigador concluyó que el conductor Ponce habría perdido el control unos 67 metros antes de golpearse con el hueco que había en la carretera. Se salió de su carril, se pasó al de la izquierda y, al intentar maniobrar para regresar a la normalidad, es que se habría volcado el vehículo. Aunque el conductor ha dicho que estaba intentando esquivar una motocicleta, el intendente Marín descartó varios factores de esa hipótesis.

Primero, porque “cerca del lugar del accidente no se hallan entradas de casas o veredas de donde pueda haber salido algún otro actor vial”. En segundo lugar, señaló: “La visual en el sector y a la hora del accidente (7:30 a.m.) es de la totalidad de la recta, por lo que si existe algún otro actor vial es perceptible desde todo punto de vista”. Y, por último, el investigador añadió: “Si hubiese existido otro actor vial en el hecho, este debió haberse percibido desde muchos metros antes del sector donde el vehículo perdió el control”. Es decir, Quintero Ponce habría visto a la supuesta moto mucho antes de su maniobra.

Durante el interrogatorio del pasado enero, el intendente agregó que “no existía nada que pudiera interrumpir la visibilidad y la zona no está llena de neblina”. Al ser contrainterrogado, el abogado del conductor Quintero intentó contradecirlo sobre su conclusión de que no había casa alguna por la que hubiera podido salir una moto. El defensor abrió Google Earth en plena audiencia y mostró que en el lugar, en el punto donde se dio el accidente, que ahora recibe el nombre de El Gran Martín Elías, hay una casa. El investigador pidió remitirse a los planos que hizo en su momento.

Quintero Ponce ha insistido en su inocencia desde que el cantante vallenato falleció. El abogado de la familia de Martín Elías, Óscar Sierra, le dijo a El Espectador que solo quieren saber la verdad: “El juicio se ha venido desarrollando satisfactoriamente y como víctimas hemos podido conocer la verdad de lo acontecido. Esa es nuestra única pretensión. Se han superado las especulaciones y la Fiscalía ha podido sustentar a través de pruebas técnico-científicas su teoría consistente en probar como causa de muerte el exceso de velocidad”. Por ahora las audiencias continuarán el próximo 11 de marzo y la Fiscalía podría citar para esa fecha a uno de sus testigos claves.

Comparte en redes: