Mujer que denunció ser atacada con ácido realmente sufrió un accidente

Según la Policía Nacional, lo de Inés Carrillo fue una falsa denuncia.

El general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional, confirmó este lunes que Inés Carrillo, quien denunció ser atacada con ácido en la localidad de Bosa, faltó a la verdad, ya que -después de varias investigaciones- se comprobó que todo se trató, al parecer, de un accidente laboral.

El director de la Policía indicó que el acusado por Inés Carrillo y su familia de ser el supuesto atacante se presentó voluntariamente ante las autoridades y su versión fue corroborada por los investigadores. (Lea: Reportan nuevo ataque con ácido a mujer en el sur de Bogotá)

Se logró concluir o determinar que no existió agresión externa. Lo que ocurrió fue un accidente”, explicó Palomino en rueda de prensa. Por tal motivo, queda retirado el ofrecimiento de una recompensa de hasta 75 millones de pesos a quien diera información sobre al autor del presunto ataque. (Lea: Ofrecen $75 millones de recompensa por información de nuevo atacante con ácido)

Las investigaciones en este caso avanzan para determinar plenamente si fue un accidente, “como todo parece indicar”. Sin embargo, el general dejó entrever que no se descarta que ante la solidaridad que despertó el ataque con ácido que sufrió Natalia Ponce de León, Carrillo se arrojara ácido en la espalda para que su familia después informara a las autoridades el supuesto paradero del atacante y luego así cobrar la recompensa ofrecida.

Tampoco se descarta que Carrillo al sufrir el accidente mintiera sobre las verdaderas causas de la lesión para recibir ayuda, tal como ha sucedido con otras mujeres atacadas con ácido.

Palomino lamentó que con la falsa denuncia, Carillo engañara a la Institución y a toda la sociedad colombiana que se solidarizó con su caso.

El pasado 6 de abril, la Policía infirmó que Inés Carrillo, de 47 años, había sido víctima de un sujeto desconocido que le arrojó una sustancia química que alcanzó varias partes de su cuerpo. Según la versión de la mujer, el atacante le roció ácido cuando se encontraba de espaldas en el momento en el que cerraba su negocio.

En el supuesto ataque ocurrido en la localidad de Bosa al sur de Bogotá, Carillo quedó herida de gravedad en espalda, brazos y glúteos. La mujer fue remitida a la unidad de quemados del hospital Simón Bolívar.

Le lanzaron un químico que le quemó toda la nuca y por escurrimiento toda espalda y hasta la región glútea, uno de los brazos y los muslos de ambas piernas (…) Ella dice que solamente iba caminando y que no se dio cuenta quién le lanzó el químico porque se lo lanzaron por atrás, entonces ella no sabe quién fue, ni cómo era el agresor”, precisó –en ese momento- Jorge Luis Gaviria, médico cirujano del centro hospitalario.

Ante el hecho, la Policía Nacional ofreció $75 millones de recompensa por información del nuevo atacante con ácido. “Esperamos solidaridad ciudadana con información que nos permita capturar agresor/a de doña Inés en Bosa. Sus aportes son muy valiosos”, explicó en Twitter Palomino días después del supuesto ataque agregando que “activamos plan de recompensas para ataques con ácido (hasta $75 millones) para el caso de la sra Inés en Bosa. Contamos con su ayuda”.