Musa Besaile, primer congresista llamado a juicio por el cartel de la toga

La Corte Suprema lo acusó por los delitos de peculado por apropiación y cohecho por dar u ofrecer, investigación por la cual se encuentra detenido en la cárcel La Picota.

Musa Besaile Fayad fue el senador más votado del Partido de la U en las elecciones de 2014. Gustavo Torrijos - El Espectador

El congresista Musa Besaile Fayad se convirtió este jueves, 1° de febrero, en el primer acusado por la Corte Suprema de Justicia en la red de corrupción conocida como el cartel de la toga. La Sala de Instrucción N° 2, de la Sala Penal, lo acusó formalmente por los delitos de peculado por apropiación y cohecho por dar u ofrecer. Por este expediente, el senador más votado del Partido de la U en las elecciones de 2014 se encuentra en una celda de la cárcel La Picota, en Bogotá, después de haber aceptado que pagó $2.000 millones al exfiscal Luis Gustavo Moreno para desviar un órden de captura en una investigación por parapolítica. 

De acuerdo con la investigación, Moreno no fue el único beneficiario de ese pago. También se habría favorecido el magistrado Gustavo Malo Fernández, quien tenía en su despacho la investigación del congresista por aparentes vínculos con las autodefensas de Córdoba. Ese pago, al parecer, se habría hecho con dineros de la Gobernación de Córdoba obtenidos de manera ilegal. La entrega del dinero, igualmente, fue corroborada por el exgobernador Alejandro Lyons; su tío, Luis Ignacio Lyons y el propio exfiscal Luis Gustavo Moreno. Para la Corte, no existe duda de que se hizo ese pago.

Los delitos
De acuerdo con las pruebas que obran en el proceso por el delito de peculado por apropiación, la Procuraduría aseguró que el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus y el exsenador Besaile se apropiaron de dineros del departamento de Córdoba: “En el marco del principio de oportunidad que Alejandro Lyons Muskus suscribió con la Fiscalía, ha manifestado que con ocasión de la amistad y el apoyo que Musa Abraham Besaile Fayad le brindó para llegar a la gobernación de Córdoba en el año 2011, acordaron que dividirían en partes iguales los recursos que en su condición de gobernador recibiera producto de los hechos de corrupción que sucedían en su administración”.

Sobre el delito de cohecho por dar u ofrecer, la Procuraduría afirmó que este está relacionado con los $2.000 millones que entregó al exfiscal Luis Gustavo Moreno para tomar decisiones favorables en el proceso que se adelantaba en su contra por parapolítica. El Ministerio Público agregó: “Luis Ignacio Lyons manifestó que se adelantaron una serie de reuniones en las cuales participaron Luis Gustavo Moreno, Francisco Ricaurte y Musa Abraham Besaile. En el curso de las mismas, este último pactó la entrega de 2.000 millones de pesos, a través de Moreno Rivera, a la organización a la cual representaba, con el fin de frenar la orden de captura que presuntamente se iba a librar en su contra”.