Ni carne dejan vender los extorsionistas en Chocó

El único matadero de Quibdo (Chocó) los carniceros se niegan a atender, los extorsionistas les exigen un pago de $20 millones.

Las carnicerías tienen las vitrinas vacías, el matadero cerro y acusan a alias "Ari malo" de autor de la extorsión.
Gran preocupación hay en Quibdó, capital de Chocó, ciudad donde conviven todo tipo de grupos armados y que han hecho de la extorsión su forma de financiación. Ahora, en esta ciudad no se consigue carne. El motivo, a través de boletas y llamadas les están exigiendo a los administradores del matadero distrital $20 millones para poder continuar con la labor, de lo contrario “lanzarían granadas contra las instalaciones o matarían a alguno de los cuatro administradores”. Ya le hicieron tiros de pistola a las instalaciones.
 
La denuncia se la hicieron a El Espectador pidiendo anonimato, pues el temor es tal que nadie se atreve a dar la cara. Lo cierto es que en este momento hay 350 animales que no ha podido ser sacrificados porque el matadero cerró sus puertas.
 
Lo que llama la atención es que los administradores del matadero, agremiados en Frigoccidente, manifiestan que es más difícil tratar con los ilegales que con la administración distrital. Ellos pagan $7 millones mensuales de arriendo, y lo que piden los delincuentes es casi el triple.
 
El secreto a voces es que el autor de las extorsiones es Harlinson Salas Moreno, Alias “Ari malo”, quien era miembro de las milicias urbanas de las Farc, se entregó ante el Defensor del Pueblo del Chocó, Luis Henrique Abadía García, pero habría regresado para continuar delinquiendo. El motivo de su regreso, señalan, es que las autoridades le incumplieron con su desmovilización y lo dejaron “tirado” en los llanos.
 
Por ahora, las cerca de 40 carnicerías de Quibdó tienen las vitrinas vacías. En el matadero, ubicado en el deprimido barrio Samper, los 25 empleados directos y los 20 indirectos que tiene el matadero de Quibdó están de brazos caídos. 
 
A su entrada solo se encuentra un aviso que dice: “Cerrado el matadero de Quibdó. Por no pago de $20 millones, amenazan con dañar las instalaciones con granadas y/o matar 4 empleados la cual ya fue abaleada (SIC), con más de 20 años de trayectoria, una empresa que cuenta con 25 empleados directos y 20 empleado indirectos, y no se sabe qué va a hacer con 350 animales vivos en la planta de sacrificio. Carniceros unidos de Quibdó. Frigoccidente”.
Temas relacionados