Ni Lombana ni yo nos reunimos con el testigo Monsalve: María Mercedes Williamson

La abogada envió una carta en la que aseguró que nada tiene que ver con el escándalo que suscitó la decisión de la Corte Suprema de Justicia de llamar a indagatoria al expresidente y senador Álvaro Uribe. Explicó, además, que estuvo en La Picota visitando a un familiar.

El testigo Juan Guillermo Monsalve es clave en la investigación en contra del senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez.Tomada de Youtube

Según la Corte Suprema de Justicia, María Mercedes Williamson hace parte de los personajes de la investigación en contra del senador Álvaro Uribe Vélez pues estuvo en la cárcel La Picota el mismo día que el abogado Diego Cadena se reunió con Juan Guillermo Monsalve, testigo clave del proceso, para pedirle que cambiara su versión en contra del exmandatario. El alto tribunal detalló en el auto en el que ordenó llamar a Uribe a indagatoria, por los supuestos delitos de soborno y fraude procesal, que el 22 de febrero Williamson ingresó el penal, junto al abogado Jaime Lombana y se reunieron con Enrique Pardo Hasche, compañero de celda de Monsalve, en la misma sala en donde estaba Cadena y el testigo.

(En contexto: Las conversaciones claves para la investigación que se adelanta en contra de Álvaro Uribe)

Para aclarar los hechos, María Mercedes Williamson envió una carta en la que explicó de manera certera que nada tiene que ver con Monsalve y que sus razones para visitar La Picota el 22 de febrero ya se las hizo llegar a la Corte Suprema. Según su relato, desde hace 10 años suele visitar esta cárcel pues ahí está recluido su cuñado, Enrique Pardo, condenado a 29 años de cárcel por el secuestro de Eduardo Puyana, padre de la esposa del expresidente Andrés Pastrana. Señaló además que ese día la acompañaba el abogado Jaime Lombana, quien se ofreció a asesorar a su familiar en temas jurídicos y en un permiso médico que desde hace un tiempo ha solicitado a las autoridades.

(Le puede interesar: “Soy una potencial víctima de este montaje”: abogado Jaime Lombana)

“La visita tuvo lugar de una manera totalmente transparente, se cumplieron todos los requisitos legales exigidos para la visita de los abogados a los internos y seguimos todos los procedimientos contemplados en el reglamento de la prisión. Tardamos dos horas en lograr entrevistarnos y en ese tiempo nos encontramos con una buena cantidad de abogados que por supuesto conocen a Jaime y cortésmente se saludan. Conversamos con Enrique durante 30 minutos, exclusivamente sobre su situación jurídica y de salud con solo una referencia de Enrique sobre la calidad de los personajes con los cuales tiene que convivir. Aclaro que solo estuvimos los tres (Enrique, el Dr. Lombana y yo) sentados en una mesa y NO hablamos con nadie más”, explicó Williamson.

(Le puede interesar: Los declarantes del caso Uribe)

La abogada agregó que ya le hizo llegar una carta a la Corte Suprema de Justicia en la que explica los motivos de la reunión en La Picota y que está dispuesta a declarar bajo la gravedad del juramento. “Nunca pensé que una acción humanitaria solicitada por mi persona fuese a ocasionar un burdo y malintencionado montaje como el que se está haciendo contra el expresidente Uribe, el doctor Lombana y mi persona, colocándome como una de las mujeres claves en la investigación”, añadió la abogada.

“Le aclaro a la opinión pública que en lo que a mí respecta y consta, que ni el doctor Jaime Lombana y ni mi persona, en el caso de mi visita al interno Enrique Pardo el 22 de febrero del presente año, ni en ninguna de las demás que he realizado por espacio de los 10 años que Enrique lleva recluido en prisión, he conocido, entrevistado o de cualquier forma relacionado directa o indirectamente con el señor Juan Guillermo Monsalve, testigo de los hechos que son objeto de investigación, así como no he tenido relación ni he hablado con ningún otro recluso”, concluyó Williamson en su carta.