Niegan estudiar la solicitud de asilo del panameño Mayer Mizrachi

El Ministerio de Relaciones Exteriores tomó la decisión de no tramitar la solicitud de asilo porque ya había una resolución de expulsión emitida por Migración Colombia.

Mayer Mizrachi fue capturado en Colombia en diciembre de 2015.  /Policía
Mayer Mizrachi fue capturado en Colombia en diciembre de 2015. /Policía

La Cancillería decidió no estudiar la solicitud de asilo que presentaron los abogados del empresario panameño Mayer Mizrachi, quien es acusado en su país por actos de corrupción. El argumento es que existe una resolución de expulsión de Migración Colombia y, según la ley, esto impediría tramitar la petición de asilo. El abogado del extranjero, Alex Vernot, aseguró que presentarán un recurso de reposición que permitirá que Mizrachi continué libre mientras se decide su futuro.

“La Cancillería decidió no estudiar la petición de asilo porque hay una resolución de expulsión de Migración Colombia. Vamos a presentar un recurso y eso le da la posibilidad a Mayer de mantener su salvoconducto hasta que se decida su situación. Debe ser bajo las mismas condiciones: estar en libertad en Colombia”, señaló el abogado Vernot.

Agregó que en 10 días presentarán el recurso de reposición ante el comité de la Cancillería que tomó la decisión y que el encargado de resolverlo será un superior jerárquico, que en este caso es el viceministro de Relaciones Exteriores. Asimismo, Vernot explicó que Mizrachi está en libertad por dos órdenes judiciales: “La primera del Segundo Tribunal de Panamá y la otra del fiscal general de la Nación que le dio la libertad inmediata desde el 22 de junio”.

Frente a la pregunta de a qué país será expulsado, el abogado de Mizrachi manifestó que “en ningún caso Mayer está obligado a ir a Panamá porque está protegido por la declaración universal de derechos humanos que impide que una persona que se sienta amenazada en sus derechos e integridad pueda ser enviado al país que él denuncia”.

De a ser expulsado, Mizrachi tiene la posibilidad de ir a Jamaica, pues tiene esa nacionalidad y ese país, según el abogado, ha sido uno de los que más le ha colaborado. “Mayer fue encarcelado por más de seis meses pero nunca oído en indagatoria. En Panamá nadie ha escuchado una declaración de él y por eso se cayó la solicitud de extradición y el auto de detención”, dijo Vernot. Contra el panameño aún existe una cricular roja de Interpol.