Lo habían señalado de tráfico de influencias

Niegan pérdida de investidura al congresista Édward Rodríguez

El Consejo de Estado determinó que el parlamentario del Centro Democrático no incurrió en nada ilegal y que el denunciante no presentó ninguna evidencia. La queja era porque, supuestamente, le pidió a un miembro de su UTL parte de su salario.

Representante del Centro Democrático, Édward Rodríguez.Foto: archivo particular

Con ponencia del magistrado Milton Chaves García, el Consejo de Estado acaba de negar la pérdida de investidura del representante a la Cámara Édward David Rodríguez, hoy integrante de la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes y uno de los investigadores en esa célula legislativa del llamado “cartel de la toga”. En un fallo de 45 páginas, expedido el pasado 29 de agosto, el alto tribunal desestimó las denuncias por presunto tráfico de influencias que señaló el denunciante Luis Leandro Peña. (Lea aquí el fallo completo)

La historia fue así: Peña, quien en el pasado hizo parte de la Unidad de Trabajo Legislativo del parlamentario, denunció que inicialmente el congresista lo promovió dentro de su equipo de trabajo para que se ganara un mejor sueldo, pero que luego, supuestamente, le exigió el pago de $1.500.000 de forma mensual por ese ascenso laboral. Un señalamiento del cual, en criterio del Consejo de Estado, Luis Leandro Peña no presentó prueba alguna que acreditara sus acusaciones. (Vea: ¿Un congresista en apuros?)

“Para la Sala no existe ninguna evidencia de amenazas, intimidaciones o cualquier otro tipo de agresión moral o física que conlleve a deducir un contexto en el que se pueda haber presentado una presión útil o eficiente, ni siquiera sumaria, que demuestre que se obligó al señor Peña Aya a sucumbir ante una exigencia de tal suma de dinero mensual”, concluyó el alto tribunal. Y añadió: “En el caso en estudio, lo único que se desprende de los testimonios rendidos ante esta Corporación es que ninguno de los testigos vio, escuchó o tuvo conocimiento de las afirmaciones presentadas por parte del demandante”.

El Consejo de Estado también aseguró que tampoco halló un solo elemento de juicio para inferir que “existió tal aporte” supuestamente exigido, “lo que se traduce en la inexistencia de la conducta típica”. Por lo cual, la sentencia advirtió: “La Sala encuentra que este cargo carece de fundamentos y de base probatoria, por lo que se resolverá desfavorablemente la solicitud de pérdida de investidura por tráfico de influencias”. La Procuraduría también había pedido la absolución del parlamentario. La Corte Suprema de Justicia determinó, de igual manera, que Rodríguez no cometió delito alguno.

Por ahora, el representante continúa la investigación más importante que ha llegado a la Comisión de Acusación desde el proceso 8.000 en el que resultó absuelto el presidente Ernesto Samper Pizano. Llegar al fondo del llamado “cartel de la toga” ha sido la promesa de este congresista del Centro Democrático. En sus manos está resolver cuanto antes la suerte judicial del expresidente de la Corte Suprema de Justicia José Leonidas Bustos y del hoy magistrado de ese alto tribunal Gustavo Malo Fernández. (Le puede interesar: ¿Hasta dónde llegó la corrupción en la justicia?)