Inicia el ciclo del nuevo Congreso de la República

hace 4 mins

“No fuimos víctimas de extorsión”: exsenador Julio Manzur

La Corte Suprema de Justicia llamó al excongresista a declarar en el expediente del senador Musa Besaile quien señaló que Manzur también estuvo afectado por los cobros del exfiscal Gustavo Moreno. Dijo que el cuestionado abogado solo se le acercó para ofrecerle sus servicios como abogado.

El proceso de parapolítica en contra del exsenador Manzur comenzó en 2002. La Corte Suprema ya abrió el juicio formal en contra del excongresista.Archivo

El exsenador conservador, Julio Manzur, lo dijo muy claro: “No fuimos víctimas de extorsión. A nosotros nos hicieron unas propuestas para atendernos nuestros casos y para que no me encarcelaran”. Sus declaraciones se escucharon en la Corte Suprema de Justicia, luego de que el alto tribunal lo citara para declarar en el caso del senador Musa Besaile, quien aseguró haber sido víctima de extorsión del exfiscal Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno. (Musa Besaile admite que pagó $2.000 millones a exmagistrados de la Corte Suprema)

 “Moreno nunca pronunció una palabra diciendo que él tenía injerencia sobre la Corte Suprema. Jamás habló de eso y el tratamiento que le dio a mi hijo fue muy diferente a lo que manifiesta Musa Besaile”, recalcó el excongresista, quien recuperó su libertad el 19 de julio pasado. Además de relatar el trato que tuvo con el hoy preso exfiscal Moreno, Manzur explicó que el contacto con él fue a través de su hijo, Waldith Manzur, a quien el polémico abogado le ofreció sus servicios de defensa por $600 millones. (También le puede interesar una entrevista con Julio Manzur)

Cuando ya estaba preso, Moreno “me pidió $2.000 millones. Eso lo he dicho a la Corte, lo he sostenido en los medios de comunicación y no he variado en absolutamente nada. En ambos casos la oferta fue rechazada y sus razones tendría para negarla”, resaltó Manzur, quien aseguró no conocer a Moreno y que tampoco podría denunciarlo pues su relación con el exfiscal se limitó a temas laborales. (“Gustavo Moreno era un extorsionista profesional": Musa Besaile)

“No le pagué un peso al señor Moreno y estoy seguro de que cuando diga toda la verdad, va a corroborar lo que hoy en día dije”, aseveró Manzur, quien desde el comienzo ha defendido su inocencia. El exsenador ya fue llamado a juicio porque, supuestamente, los paramilitares de Salvatore Mancuso lo ayudaron para llegar al Congreso en 2006.

Otro de los puntos que dejó claro el excongresista es que la manera en que Moreno se le acercó fue completamente diferente a la del senador Musa Besaile, quien ya denunció ante la Fiscalía que fue víctima, supuestamente, de una extorsión de Moreno. Manzur aclaró que, si bien no conoce al exfiscal, su hijo sí tiene una relación con amistad pero nunca escuchó de su parte una propuesta extraña.

“Moreno lo que decía era que mi proceso estaba mal llevado, cosa que reitero que no es cierta. De alguna manera él tenía una barita mágica porque a mí me ofreció una cosa ante de la cárcel y después de mi captura y me dejan detenido en el búnker de la Fiscalía, él ofreció nuevamente ser nuestro abogado” aclaró Manzur.

A su turno, el hijo de excongresista, Wadith Manzur, quien también fue llamado a declarar en la Corte, manifestó que Gustavo Moreno tenía información privilegiada y que era de público conocimiento en el sector su cercanía con los exmagistrados Leonidas Bustos y Francisco Javier Ricaurte. “Pero (Gustavo) a mí no me lo manifestó nunca, por eso yo no hablo en contra de Bustos ni de Ricaurte”, explicó Wadith Manzur.

Manzur es enfático en manifestar que no tiene ninguna información que involucre a los mencionados magistrados, y que sus conjeturas parten de su “intuición” de que Moreno era una persona muy cercana a Bustos y que este tenía una oficina con Ricaurte y una exmagistrada que no recordaba su nombre.