“No hubo impunidad en el caso de Jaime Garzón”: Fiscal

El jefe del ente investigativo reconoció la labor hecha por la Fiscalía en el caso del asesinato del periodista Jaime Garzón tras la condena del exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez.

El fiscal Néstor Humberto Martínez aseguró que los magnicidios de los años 90 no iban a quedar impunes.Archivo El Espectador.

“Dijimos que los magnicidios de los años 90 no iban a quedar impunes”, así reaccionó el fiscal Néstor Humberto Martínez a la condena a 30 años de cárcel impuesta al exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez como determinador del asesinato del periodista Jaime Garzón Forero en 1999.  

“La Fiscalía logró demostrar en el juicio que el señor Narváez había determinado a Carlos Castaño para disponer el asesinato de Jaime Garzón advirtiéndole que supuestamente Jaime Garzón era un guerrillero y que negociaba secuestros para la guerrilla. Estas hipótesis fueron probadas por la Fiscalía ante el juez de conocimiento”, afirmó el Fiscal General.

(En contexto: Condenan a 30 años a José Miguel Narváez por el crimen de Jaime Garzón)

De igual modo, el jefe del ente acusador recordó algunos avances que se han presentado en diversas investigaciones de algunos crímenes de los años 90 en el país: “Hemos adelantado nuevas imputaciones en el caso de Luis Carlos Galán. Estamos avanzando en el caso de Rodrigo Lara. Estamos avanzando en muchos de los homicidios que se cometieron en aquella década”.

Desde el juicio que se adelantó contra Narváez, la Fiscalía siempre intentó demostrar que el paramilitarismo quería acabar con “sujetos incomodos” que eran considerados como obstáculos para el Estado. Además, el asesinato de Garzón estaría relacionado con varios crímenes perpetrados por lo que se conoció como el Bloque Capital, financiado por el paramilitarismo. Algunos de estos casos serían el de los esposos Mario Calderón y Elsa Alvarado (investigadores del Cinep), el del abogado Jesús María Valle y el del abogado de varios sindicalistas de la USO, Eduardo Umaña Mendoza.

Para el ente investigador, Narváez habría aprovechado su estrecha relación con el exjefe paramilitar Carlos Castaño Gil para sugerirle atentar contra la vida del periodista, a quien señalaba de ser afín a la guerrilla de las Farc. Para la Fiscalía, el exsubdirector del DAS le manifestó al jefe paramilitar que Garzón se beneficiaba económicamente de su labor como mediador para la liberación de secuestrados.

(Le puede interesar: "José Miguel Narváez instigó el crimen de Jaime Garzón": Fiscalía)

De acuerdo con la sentencia del juez séptimo penal del circuito, el exsubdirector del DAS también le proporcionó a Castaño información clave de inteligencia militar y coordinó labores con la banda de sicarios ‘La Terraza’, quienes se encargaron de acabar con la vida del periodista. A esa conclusión llegó el juzgado después de más de dos años de juicio y de escuchar los testimonios de por lo menos cinco exjefes paramilitares quienes aseguraron que vieron en varias ocasiones a Castaño, en compañía de Narváez.