"No es un falso positivo judicial": Fiscalía sobre capturados por protestas en la Nacional

El fiscal auxiliar del caso aseguró que el agravante de los delitos imputados se debe a que con la fabricación de las “papas bomba” pusieron en riesgo la vida y la integridad de los agentes del Esmad.

El fiscal auxiliar de la Unidad Antiterrorismo explicó los agravantes presentados durante la imputación de cargos presentada en contra de las 13 personas señaladas de fabricar, transportar y accionar las “papas bomba” que fueron utilizadas durante las protestas del 20 de mayo de 2014 en la Universidad Nacional.

El delegado del ente investigador aseguró que esto se debe a que los artefactos explosivos utilizados en dicha manifestación “no fueron simples totes que se utilizan a final de año para celebrar la Navidad”, sino que con su uso resultaron heridos nueve agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) que intentaban controlar la situación.

En este punto señaló que existen pruebas documentales suficientes para inferir la participación de las 13 personas en la planeación y ejecución de estos hechos. Por lo que presentó nuevamente apartes de la metodología de investigación que consistió en la interceptación de líneas telefónicas.

“No son conjeturas, ni sospechas, no se trata de un falso positivo judicial como se ha dicho. Es una investigación de seis meses”, precisó el fiscal auxiliar al indicar que los agravantes presentados están justificados debido a la gravedad de los hechos materia de investigación. 

La Fiscalía General les imputó los delitos de rebelión, terrorismo y violencia contra servidor público a David Camilo Rodríguez Hernández, alias 'El Profe', Heiler Anderson Lamprea Florez y Gerson Alexander Yacumal Ruiz, quienes se exponen a una pena de máximo 15 años de prisión.

Mientras que a Paola Andrea Salgado Piedrahita, Estefany Lorena Romo Muñoz, Félix Mauricio Augusto Gutiérrez Díaz, Luis Daniel Jiménez Caldeón, Sergio Esteban Segura Guiza, Liset Johana Acosta Bogotá, Jhon Fernando Acosta Bogotá y Andrés Felipe Rodríguez Parra les imputaron los delitos de tráfico, fabricación y porte de armas de uso privativo de las fuerzas militares y violencia contra servidor público por lo que se exponen a penas entre los 22 y 30 años.

Mientras que a Víctor Orlando Ariza Gutiérrez solamente le imputaron el delito de violencia contra servidor público puesto que no se pudo inferir que participara en la fabricación de las papas bomba. La Fiscalía le solicitará a una jueza de control de garantías que cobije con medida de aseguramiento en centro carcelario a los procesados. 

Temas relacionados