Caso Odebrecht

"Noño" Elías y Gabriel García niegan haber implicado a Plinio Olano con sobornos de Odebrecht

El Espectador conoció las declaraciones del exsenador Bernardo Elías y el exviceminsitro Gabriel García en el proceso contra Olano. La Corte Suprema se refirió a sus testimonios para acusar al excongresista, pero ambos niegan haberlo implicado en el esquema de sobornos de la multinacional brasilera.

Plinio Olano fue representante a la Cámara por el Partido Liberal y Cambio Radical, y senador por el Partido de la U, de 1998 a 2014.Cristian Garavito - El Espectador

“Ni gestiones benéficas ni maléficas”. Con esta frase, el excongresista Plinio Olano se volvió a defender antes las acusaciones que en su contra ha hecho la Corte Suprema de Justicia sobre su presunta relación ilícita con Odebrecht. Lo hizo a comienzos de marzo de este año, en una audiencia reservada en la que también participaron personajes claves en el entramado de corrupción: el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales, y el exsenador Bernardo el Ñoño Elías. Los tres aclararon varios puntos sobre la presunta participación de Olano en las movidas ilegales de Odebrecht y sobre “interpretaciones” que habría hecho la Corte cuando acusó al exsenador Olano en agosto del año pasado.

(Lea también: Las acciones del Estado colombiano contra Odebrecht)

El primero en hablar fue el protagonista del expediente. Olano les aclaró a los magistrados y a la funcionaria del Ministerio Público que la Corte cometió varias imprecisiones en la acusación. Señaló, de entrada, que ninguno de sus familiares tuvo negocios con una de las empresas que firmó contratos con Consol (la constructora que crearon Odebrecht y sus socios colombianos para las obras de la Ruta del Sol 2). Desmintió que hubiera recibido $500 millones ocultos en sobrecostos en uno de esos contratos, a cambio de su ayuda en varios debates en el Congreso para beneficiar a los brasileños en sus negocios en el país. Y mencionó también el nombre del abogado Luis Enrique Rojas.

Sobre él, Olano expresó que nunca negociaron honorarios para su defensa, que solamente le entregó dinero en una ocasión para el pago de unos viáticos y que no es cierto que haya sido Rojas el encargado de entregarle una parte del pago de los mencionados $500 millones. Esa versión fue la que le dio a la Corte el empresario Federico Gaviria, un testigo que ha sido clave en las investigaciones de Odebrecht, y que quedó plasmada en la acusación contra Olano. “Gaviria es el único que me acusa por cuenta de mi intervención de unos debates de control político”, señaló el exsenador, haciendo mención a un derecho de petición que pidió la Corte para determinar en qué momentos Olano habría ayudado a los brasileños en el Congreso.

(Le puede interesar: Caso Odebrecht: Colombia ya recibió $11.000 millones en indemnizaciones)

Sobre ese documento, el exsenador señaló que, aunque la Corte hizo las preguntas correctas, las respuestas no lo fueron. Para afirmarlo, Olano explicó que le pareció extraño que el Congreso les dijera que había participado en siete debates y que él no se acordara de ninguno. Para salir de la duda, el propio Olano hizo un nuevo derecho de petición y las respuesta resultaron diferentes. De entrada, el documento dice que no se encontró de su parte “proposición alguna ni sesión convocada (en el Senado) cuyo objeto principal fuese hablar de la Ruta del Sol 2”, y que en ninguno se mencionó temas como la adjudicación del contrato o la adición de la vía Ocaña-Gamarra, dos negocios con irregularidades por las que fue acusado Olano.

El exsenador y su defensa sabían que era posible que la Corte no aceptara los nuevos hallazgos sobre su participación en los debates, pues no fueron los magistrados quienes ordenaron el nuevo derecho de petición. Sin embargo, ante la advertencia de que había información errónea en poder de los togados, el alto tribunal aceptó que el documento se agregara al expediente y así dejar claro que, según el Congreso, Olano solo participó en un debate, en el cual lanzó reproches por unas contrataciones, supuestamente irregulares, de personal del Invías y del Inco. Sobre su relación con Luiz Bueno, exdirectivo de Odebrecht en Colombia, el exsenador reiteró que nunca pactó ningún pago con él.

(Lea también: Mientras Fiscalía colombiana pidió 8 colaboraciones a Brasil, Perú pidió 68)

Sobre una supuesta reunión entre Olano, Bueno y Gaviria para acordar los términos y reciprocidad en su gestión en el Senado, el excongresista insistió que ese encuentro “no tuvo lugar” y que, de nuevo, Gaviria miente. Explicó que sí se reunió con ellos, pero por separado. Negó haber recibido US$ 1 millón a cambio de “ayuda” para que Odebrecht se quedara con el otrosí del contrato de la Ruta del Sol 2 para la construcción del tramo Ocaña-Gamarra. “Esa es una acusación que ni siquiera es de Gaviria. Esa es una interpretación que hizo la Sala que me acusa porque el empresario es enfático en decir que él no sabe ni es testigo de si a mí me pagaron”, explicó Olano.

Sobre su comentario en el debate en el Congreso, el exviceministro Gabriel García Morales también se refirió cuando la Corte lo llamó al estrado. El exfuncionario, condenado por haber recibido US$6,5 millones por favorecer a Odebrecht con el contrato de la Ruta del Sol 2, advirtió que Olano sí hizo un comentario “aireado”, pero que no recuerda exactamente los términos que utilizó. Aclaró que recuerda el contexto del debate pues, para esa época, ya había tenido conversaciones oscuras con los directivos brasileños en las que se pactó el pago de la coima a cambio de su intervención en el proceso de licitación y que se sintió “atacado” por las palabra del exsenador. “Pensé que me estaban descubriendo”, confesó García Morales.

(Lea también: En el caso Odebrecht hemos caído los bobos: Ñoño Elias)

El exviceministro aclaró a la Corte: “Nadie me dijo que Olano habría recibido o pedido una remuneración”, señaló que tampoco sintió que el exsenador mediara a favor de Odebrecht durante la época en la que se desarrolló la licitación (año 2009), y que tampoco se sintió “influenciado durante ese proceso” por el exsenador. Aclaró, eso sí, que el nombre de Olano lo escuchó de boca de Luiz Bueno, luego de que le hiciera un reclamo por la intervención del exsenador en el Congreso. El brasileño le contestó que no se preocupara por Olano: “Me dijo, él es como un aliado, era parte del equipo. Fue la única vez que me habló del tema (...) A mí el señor Bueno no me dijo que había dineros para Olano”.

Ante las preguntas de los magistrados y la defensa del exsenador, Gabriel García Morales repitió en varias ocasiones que, a diferencia de la acusación hecha por la Corte en la que se dijo que él no era la única persona que se enteró de la participación de Olano en el entramado de corrupción de Odebrecht, él nunca ha dicho que sí existía el vínculo ilegal. Luego de aclarar lo que el exviceministro sabía sobre Olano, el turno fue para el exsenador Bernardo Ñoño Elías. De entrada aclaró que su excolega en el Congreso no participó de las ilegalidades que lideró Odebrecht y que él nunca dijo que Olano utilizó su papel como congresista para hacer lobby a favor de los brasileños.

(Le puede interesar: Los chats del Ñoño Elías en el expediente Odebrecht)

El Ñoño dejó saber también que la única mención que escuchó del exsenador en medio de las andanzas ilícitas de él y los brasileños fue durante una comida para hablar sobre la adición del tramo Ocaña-Gamarra a la que asistió Eleuberto Martorelli, otro exdirectivo de la multinacional. “Fue una mención corta. Dijo que me le acercara al doctor Plinio Olano y al señor Ciro Ramírez, pues eran sus amigos y conocían lo seria que era la empresa. Eso fue simplemente lo que me dijo. Yo no me acerqué a él por respeto y nunca hablé con Olano sobre el tema. Esa fue simplemente la mención que hizo Martorelli”, señaló el Ñoño Elías

El exsenador coincidió con Olano en el hecho de que, según ellos, Federico Gaviria ha mentido sobre el caso. El Ñoño sostiene que él nunca habló con el empresario Gaviria de los porcentajes en los que se debía repartir una de las coimas de Odebrecht, un caso del que Gaviria ha testificado en contra de Olano y otros investigados. El exsenador también se refirió a otra presunta irregularidad en la acusación que hizo la Corte contra el exsenador Olano pues él, en contraste con lo dicho por el alto tribunal, aseguró que nunca dijo que Olano tuviera vínculos ilegales con la multinacional, mucho que Olano fue clave para la aprobación del otrosí de Ocaña y Gamarra. ¿Qué hará la Corte Suprema con esta información?

(Le recomendamos: Gabriel García Morales, el hombre que lo perdió todo con Odebrecht)

“Eso es una conclusión que saca quien escribe la acusación”, agregó el Ñoño Elías en su declaración, en la que además hizo una dura crítica sobre cómo se ha manejado la investigación por el escándalo de Odebrecht. El exsenador cuestionó que solamente un puñado de senadores y empresarios estén presos, que el escándalo se haya quedado en el contexto de qué hicieron los congresistas, con especial énfasis a los de Sahagún (Córdoba), y que la justicia no haya alcanzado todavía a otros exministros y altos exfuncionarios gubernamentales. El exsenador terminó su declaración con esta frase: “En este proceso hemos caído los bobos. Que no paguemos tres lo que hicieron 40”.

886692

2019-10-18T21:30:00-05:00

article

2019-10-18T21:30:01-05:00

[email protected]

none

Redacción Judicial

Judicial

"Noño" Elías y Gabriel García niegan haber implicado a Plinio Olano con sobornos de Odebrecht

96

11817

11913