“No podemos evitar o controlar que una persona cobre por lobby”: presidente de la ANI​

Luis Fernando Andrade confirma que Roberto Prieto sí estuvo en su oficina preguntando por la Ruta del Sol III y la adición de un puente, pero asegura que esa obra se aprobó por razones técnicas y nada más.  

Luis Fernando Andrade (izq.) y Roberto Prieto.Archivo El Espectador

Este jueves 17 de agosto, la revista Semana reveló que el contratista Eduardo Zambrano -quien hace unas semanas aceptó cargos en relación con el caso Odebrecht- admitió en la Fiscalía haberle pagado $300 millones a Roberto Prieto. La labor por la que Prieto recibió los honorarios, aseguró Zambrano, fue gestionar ante el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, la adición de un puente para la Ruta del Sol III.

“(En) la vía había quedado faltando un diseño de un puente, entonces era necesario hacerlo, más si venía el tema de la navegación del río Magdalena. Él (Prieto), entiendo porque no me consta, se reunió con Andrade, habló de Puente Plato y después los italianos de Yuma lograron que una partida que estaba para unos vuelos que no se iban a hacer, la pasaran para el tema de Puente Plato", divulgó la revista.

La versión de Zambrano es que Yuma Concesionaria (la sociedad que formó la empresa italiana Impregilo con otra de Alianza Fiduciara, una de Conalvías y el grupo empresarial Grodco para disputarse la licitación de la Ruta del Sol III) subcontrató a su compañía, Consultores Unidos, para diseñar un puente sobre El Plato, Magdalena. El puente no hacía parte del proyecto originalmente. Zambrano afirma que le pagó $300 millones a Roberto Prieto a cambio de que él hiciera la gestión y la adición fuera aprobada. Prieto dijo que lo hizo, señaló Zambrano, y recibió el dinero.

(Le puede interesar: Las pruebas que vincularían a un exministro y tres senadores con el caso Odebrecht)

En diálogo con El Espectador, sin embargo, Luis Fernando Andrade da otra versión. El presidente de la ANI confirma que Prieto estuvo en su oficina discutiendo con él la importancia de añadir ese puente al contrato de la Ruta del Sol III. Andrade dice que hacerle lobby a ese tema era innecesario: por razones técnicas, asegura el alto funcionario, el puente se iba a aprobar. Si Prieto cobró por haber ido a hablar con él de ese tema, dice Andrade, es algo que se escapa de sus manos.  

La revista Semana reveló que Zambrano admitió ante la Fiscalía haberle girado $300 millones a Roberto Prieto por el lobby que hizo ante la ANI para agregar un puente en la Ruta del Sol III. ¿Hizo lobby Prieto con usted?

Es muy importante tener en cuenta que nosotros no podemos evitar o controlar que una persona salga a cobrar por una labor de lobby. Lo que hacen los terceros no lo podemos controlar, pero sí podemos asegurar que actuamos por interés público, legalmente y de manera correcta desde el punto de vista técnico y económico. Que alguien recibía dinero por hacer lobby no implica que la ANI comprometa sus decisiones.

Usted declaró en la Fiscalía que Prieto sí se había acercado a su oficina a discutir temas de la Ruta del Sol III. 

Sí. En una reunión en febrero de 2015, el doctor Roberto Prieto estuvo en la ANI y nos preguntó sobre cómo iba la negociación con la Ruta del Sol III, sobre esta adición de los estudios y diseños. Unos meses después se firmó lo del puente, pero ya lo estábamos discutiendo con el concesionario. Prieto sí estuvo acá y sí nos preguntó sobre el estado de esa adición, y nos comentó que él veía que eso era muy importante para el país.

Nosotros recibimos cientos de personas todos los meses. Del Congreso, empresarios, políticos, porque la clave para que seamos exitosos en la implantación de estos proyectos tan grandes y complejos es tener una buena relación con todos los interesados en su realización.

(Puede interesarle: Roberto Prieto tenía interés especial en Ocaña-Gamarra)

¿Podría esa visita considerarse “lobby”? ¿Podría Prieto haber cobrado por eso?

Todo el mundo tiene la puerta abierta acá en la ANI. Si eso es lobby o no, no soy yo quien debe hacer esa consideración. Si cobró por eso no tengo la menor idea, sus acciones no son mi responsabilidad. No tengo cómo saber esas cosas.

¿En calidad de qué iba Prieto a hablar con usted?

Prieto ha dicho en medios y en sus declaraciones que a él le preocupaba mucho el éxito del Gobierno y sus proyectos, y que cuando veía oportunidades para hacer mejor las cosas, iba y lo decía. Prefiero que se use lo que él ha dicho a hacer una interpretación propia.

La Ruta del Sol III está en manos de Yuma Concesionaria, la cual no incluye a Odebrecht. ¿Hubo otra reunión con Prieto donde él se refiriera a esa sociedad?

En otra ocasión. No habló de la concesionaria como tal, pero sí de que la empresa Impregilo estaba interesada en hacer el túnel en La Línea. Al final, la firma italiana desistió de su interés.

¿De qué se trata, exactamente, la adición que ahora está siendo cuestionada?

De un puente sobre el río Magdalena. El contrato de Ruta del Sol sector III incluye una troncal y una transversal. La troncal va desde San Roque hasta Ciénaga, unos 220 km, y la transversal va de Valledupar hasta Carmen de Bolívar, como 250 km. El contrato fue otorgado en el último año del presidente Uribe (en julio de 2010). El alcance es hacer la doble calzada en la totalidad del tramo de la troncal y de la transversal. La vía está en diseñada para tener doble calzada excepto en el paso del Plato, que es sobre el río Magdalena.

¿Por qué se necesitaba un puente?

La preocupación era que, una vez se terminara la doble calzada, se iba a generar un cuello de botella en ese punto. La obligación de la concesión era sólo mantener el puente antiguo. Por eso, en junio de 2015 aprobamos una adición para que el concesionario pudiera hacer los diseños del puente y obtener la licencia ambiental. Esa adición se hizo con la aprobación de la interventoría y del comité de contratación.

Aquí en la ANI tenemos que tomar decisiones en función del interés general, en el marco de la ley, y que sean lo más convenientes desde el punto de vista técnico y económico. El interés general es evitar un cuello de botella en el paso sobre el río Magdalena.

¿Cuánto cuesta el puente?

No tengo la cifra exacta ahora, pero es costoso, porque el río es bastante ancho. Ellos están terminando los diseños, ajustándolos, y en proceso de obtener la licencia ambiental. No podemos arrancar construcción de inmediato porque no hay los recursos, tan pronto haya asignación presupuestal se contrata.

¿Con qué recursos se iban a hacer los diseños o buscar la licencia?

 El asunto no requirió recursos públicos adicionales porque el concesionario tenía la obligación de hacer aportes en una cuenta para vuelos de helicópteros y drones. Esos recursos no se usaron como se había previsto inicialmente. Autorizamos que esos recursos sobrantes, se utilizaran para el diseño de la vía y la licencia ambiental. Costaron $5.700 millones. Eso, por cierto, no lo han terminado de hacer. No hemos recibido a satisfacción el trabajo porque no han recibido la licencia ambiental. La adición es perfectamente legal y lo hicimos de una forma bastante ingeniosa, que evita usar recursos públicos. Es similar a Ocaña-Gamarra.

¿En qué sentido lo dice?

Aparentemente, personas recibieron dinero por hacer lobby en un caso que ni siquiera era necesario hacerlo, estábamos seguros de que ese tramo era de interés general y se hizo sin usar recursos del Gobierno. Se pagó con peajes. Como la troncal de la Ruta del Sol II estaba recaudando más peajes de lo esperado, utilizamos el excedente que se estaba generando para financiar la vía. Esa era la ventaja de hacerlo como adición.  

Usted dice que su política es que en la ANI las puertas estén abiertas para todos. ¿No cree que de pronto por eso es que está hoy en líos? ¿Por recibir a gente como Prieto o el senador Bernardo Elías?

Es imposible para un director de una entidad, que maneja proyectos de tanta magnitud, no abrirles las puertas a los congresistas que la gente eligió y que al final del día toman las decisiones que afectan los proyectos. Hay que hablar con gobernadores, alcaldes, comunidades. Si uno no hace eso, entonces no logra el apoyo que necesita para sacar adelante la institución.

En un mes le imputan cargos en relación con el escándalo de Odebrecht. ¿Qué piensa de su proceso?

A mí me da mucha tristeza haber recibido esa noticia, porque lo único que he hecho en los últimos seis años es trabajar por el país y sacar adelante proyectos de forma eficiente. Pero respeto la ley y compareceré en todo lo que me pidan para aclarar todo lo que sea necesario.