Nueva audiencia en caso de los hermanos Uribe Noguera

El 2016 acabó con una importante decisión por parte de la Fiscalía General: remover a la fiscal que llevaba el expediente en contra de los hermanos de Rafael Uribe Noguera, el confeso asesino y violador de la niña Yuliana Samboní.

Archivo

Hoy, a las ocho de la mañana, están citados Francisco y Catalina Uribe Noguera a una audiencia con la nueva fiscal: María Lorenza del Castillo. El delito que ya les fue imputado es el de favorecimiento en secuestro simple por los hechos que resultaron en la violación y muerte de la menor de siete años el pasado 4 de diciembre. En esta nueva cita ante el juez 38 de control de garantías, se espera que la Fiscalía cumpla con lo que en un comienzo pactó uno de sus comités técnicos jurídicos: pedir una medida de aseguramiento en contra de los Uribe Noguera.

La vicefiscal, María Paulina Riveros, explicó la semana pasada que el cambio en el caso se debía, precisamente, a que la primera fiscal no pidió esta medida preventiva y se trató de una “decisión inconsulta y contraria a sus deberes legales”. Por esta razón, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, pidió que se investigue a la exfiscal del caso para determinar cuál fue el motivo por el cual desobedeció lo pactado en la institución. Además, la vicefiscal reveló que todos los expedientes relacionados con la muerte y la violación de Yuliana Samboní serán personalmente vigilados por el fiscal general.

El delito por el cual son investigados Francisco y Catalina Uribe Noguera es excarcelable. Así lo plantea la legislación penal, que además dice que el máximo castigo al que se enfrentan los hermanos es de 16 meses de cárcel. Sin embargo, la Fiscalía tiene otras alternativas que no implican el envío de los Uribe Noguera a un centro carcelario: vigilancia electrónica, que cada uno se presente periódicamente ante un juez, la restricción para salir del país o una restricción para su movilidad.

Durante la audiencia del viernes pasado, que se realizó a puerta cerrada, los Uribe Noguera se declararon inocentes. Sin embargo, la Fiscalía reveló que tiene las pruebas suficientes para afirmar que los hermanos no avisaron a tiempo a las autoridades del paradero de la niña de siete años, Yuliana Samboní. El ente investigador añadió que después de revisar los registros de las llamadas se puede inferir que Francisco Uribe le avisó al Gaula y a la Policía que la menor se encontraba en el edificio donde recogió a su hermano cuando llegaron a la clínica Navarra.

Temas relacionados