La nueva cara en el Consejo Superior de la Judicatura

Se trata de constitucionalista Néstor Iván Osuna.

El nuevo magistrado Néstor Iván Osuna. / Leonardo Vargas - Senado

Fue una elección arrasadora. El Congreso en pleno eligió con 115 votos a Néstor Iván Osuna como el nuevo magistrado de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura en reemplazo del polémico Henry Villarraga, quien dejó su puesto en medio de un escándalo nacional –es señalado de haber intentado amañar un caso de un militar que buscaba que su proceso por falsos positivos fuera fallado por la Justicia Penal Militar y no por la Ordinaria–. Osuna llega con un amplio recorrido académico en el que su vida ha estado dedicada a la docencia y al constitucionalismo.

La terna, de la que resultó electo Osuna, estaba compuesta por la fiscal Martha Luz Reyes quien lleva 20 años trabajando en el ente investigador y Luis Manuel Neira, el secretario general del Ministerio de Defensa Nacional y quien ya había sido ternado junto a Wilson Ruíz para reemplazar a Jorge Armando Otálora (actual defensor del pueblo) en la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura. Mientras que Reyes obtuvo 50 votos, Neira sólo fue respaldado por tres congresistas.

Tras aceptar su nuevo rol como magistrado, Osuna manifestó que para salvar el Consejo Superior de la judicatura, habría que reformarlo. “Lo que hay que mantener es la independencia judicial, las garantías de los derechos de los ciudadanos y una mejora en la administración de justicia (…)si no pues habrá que reemplazarlo por algo que le responda a la sociedad sus anhelos de justicia”, puntualizó.

La elección de Osuna, un académico que desde 1997 es docente en el Externado y que llegó a dirigir el Departamento de Derecho Constitucional de dicha universidad, se da después de que Noticia Uno revelara unas grabaciones en las que se escuchaba a Henry Villarraga hablando con el coronel del Ejército, Robinson González, quien es procesado por la muerte de dos campesinos en el departamento de Caldas. En dichas conversaciones, que fueron interceptadas por la Fiscalía, se entiende que el magistrado está intentando que la solicitud realizada por el oficial –de pasar su proceso a la Justicia penal Militar–.

En las grabaciones se escucha cuando Villarraga le dice los nombres de otros magistrados de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura que están intentado ayudarlo y además, se escucha claramente cuando le dice que “inteligencia me tiene jodido”, haciendo referencia a que le habían interceptado su celular. Igualmente en otras llamadas telefónicas interceptadas aparece el hijo del magistrado, Fernando Villarraga, sosteniendo una conversación con González en la que le pide una reunión para entregarle una razón.

Toda la discusión que desencadenó la salida de Villarraga, en la que también se llegó a escuchar al exmagistrado solicitando que se borraran sus registros de ingreso al lugar de reclusión del coronel González, se sumó a la investigación que se adelanta en su contra por la presunta participación en el carrusel de pensiones en las altas cortes. Como se conoce, este escándalo se dio después de que una serie de magistrados, al parecer, nombrara como auxiliares a personas que estaban a punto de cumplir la edad de jubilación. Este proceso también se encuentra en manos de la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes que también investiga el caso de las grabaciones.

Néstor Iván Osuna llega como uno de los hombres que estaba haciendo carrera para acceder a las altas cortes. Tras la salida del exmagistrado de la Corte Constitucional, Humberto Sierra Porto, fue uno de los nombrados para ocupar su cargo, debido a su amplio recorrido como académico y después de haber sido conjuez esa corporación ente 2005 y 2010. Sin embargo ese puesto terminó siendo de Alberto Rojas. En su recorrido profesional ha publicado cuatro libros en derecho constitucional y 26 artículos de investigación.