Nuevo caso de presunto violador en serie en Barranquilla

El hombre, capturado por miembros del CTI de la Fiscalía, habría abusado de una mujer de 19 años mientras trabajaba como mototaxista.

El hombre, según la Fiscalía, trabajaba como mototaxista y en las noches recogía a sus víctimas. Archivo

Un nuevo caso de un presunto violador en serie se conoció hoy en Barranquilla. Se trata de Horacio Segundo Polo Vargas, a quien un juez de garantías de la capital del Atlantico envió a la cárcel por los delitos de acceso carnal violento y hurto agravado. Polo Vargas habría violado a una mujer de 19 años el pasado 6 de octubre.

La investigación de la Fiscalía reveló que Polo Vargas habitualmente trabaja como mototaxista. Ese día, el hombre habría recogido a la mujer y, tras llevarla a una zona despoblada de la ciudad, cometió el abuso y robó sus pertenencias. La Fiscalía expresó que el hombre, “aprovechando su condición de mototaxista, se dedicaba en horas de la noche a recoger a jóvenes” para cometer las agresiones.

Tras la investigación, miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) capturaron al presunto violador en la calle Murillo de Barranquilla. El ente investigador añadió que las indagaciones “dan cuenta de que Polo Vargas es reconocido como un presunto violador serial conocido como “el violador de Tauro de la 30”, y contra quien ya cursan dos nuevas investigaciones por hechos similares”.

(Le puede interesar: La absurda excusa con la que Levith Rúa se quiso exculpar de una violación)

Este caso se conoció en medio del revuelo generado por la captura del expolicía Levith Rúa Rodríguez, quien fue capturado el pasado viernes por la muerte de la estudiante del SENA Gabriela Romero Cabarcas. Rúa Rodríguez sería un violador serial que acechaba mujeres, entre los 15 y 18 años, en la costa Caribe. Se le asocian seis noticias criminales por delitos sexuales, amenazas y lesiones personales, una denuncia de una venezolana por abuso sexualuna investigación por el delito de feminicidio (Gabriela Romero Cabarcas) y tres nuevos casos de víctimas que se han acercado a contar los hechos a las autoridades.