Nuevo “rifirrafe” entre el Procurador y el Fiscal General

La propuesta que el narcotráfico pueda ser conexo con los delitos políticos es el nuevo eje de la discusión académica.

Desde sus respectivas orillas, el fiscal General Eduardo Montealegre Lynnet y el procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado han presentado su posición frente a la propuesta gubernamental que el narcotráfico pueda ser conexo a los delitos políticos.El jefe del ente investigador se mostró en acuerdo con esta propuesta al considerar que “constitucional y judicialmente” es viable que se cree este tipo de conexidad.

“El narcotráfico puede ser un delito conexo con el delito político, porque la conexidad significa que algo tiene relación con otra cosa y es indiscutible que en el conflicto armado colombiano el narcotráfico ha sido utilizado como un instrumento relacionado con la lucha armada por parte de la guerrilla”, indicó.

Por su parte, el procurador General ha mostrado su molestia frente a la propuesta presentada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos aseguró que los guerrilleros que estén relacionados con delitos de narcotráfico deben pagar cárcel y no reciban beneficios jurídicos.

“La única forma jurídica posible que los miembros de las Farc se blinden es pagando penas privativas de la libertad (…) Tenemos un referente de Justicia y paz entre siete y ocho años. Ese es el sapo que se traga la sociedad y la institucionalidad”, aseguró.