'Nunca se intentó desviar la investigación del caso Colmenares'

Testigos rechazaron las acusaciones hechas por el exfiscal Antonio Luis González.

El exdirector seccional de Fiscalías, Néstor Armando Novoa aseguró que en una oportunidad sí recibió una solicitud de la abogada Aidé Acevedo para cambiar al fiscal 11 de la Unidad de Vida, Antonio Luis González quien adelantaba la investigación por los extraños hechos que rodearon la muerte del joven Luis Andrés Colmenares Escobar registrada el 31 de octubre de 2010.

Novoa manifestó que la solicitud presentada cumplía todos los requisitos hecho por el cual fue materia de estudio. Sin embargo aclaró que esta petición presentada ante su despacho tenía que ser definida por otro fiscal puesto que él no tenía las facultades para ordenar el cambio sino para hacer el trámite.

Ante esto aseguró que en ningún momento se puede señalar que en la Fiscalía General se intentó desviar el curso del ordenamiento ni de manera interno y mucho menos de la ley. En este punto aseguró que a su oficina llegaban múltiples solicitudes de abogados para cambiar el fiscal que lleva un caso por diferentes motivos hecho por el cual cada una de esas peticiones debía ser estudiada, analizada y resuelta.

Frente al cao Colmenares, el exdirector seccional de Fiscalías aseguró que la entonces abogada de Carlos Cárdenas nunca lo presionó para cambiar al fiscal González y mucho menos para cerrar la investigación. “Si me hubiera hecho ese ofrecimiento inmediatamente la hubiera capturado en flagrancia sin el menor asomo de duda, porque yo soy un funcionario transparente”.

Sobre las acusaciones hechas por el investigador cuando lo señaló de haberse amangualado para cerrar la investigación y de ser un corrupto, Novoa manifestó que ante la Judicatura indicó que si esos hechos eran como los narraba el fiscal lo tenía que denunciar por soborno puesto que se estafa puesto que se pretendía “vender” algo que no se podía.

Estas declaraciones se hicieron en el marco del juicio que se adelanta contra Aidé Acevedo y María del Pilar Gómez, abogada y madre de Carlos Cárdenas, respectivamente, procesadas por su presunta participación en los delitos de fruade procesal y favorecimiento en homicidio.