“Nunca se pidió cambio de escolta”: Gloria Pachón

Lo dice en referencia a los cambios en el interior del esquema de seguridad del candidato presidencial, asesinado en agosto de 1989, por los que se investiga al exdirector del DAS general (r) Miguel Maza Márquez.

Gloria Pachón, viuda de Luis Carlos Galán. / Cristian Garavito - El Espectador

“Luis Carlos nunca pidió el relevo de Víctor Cruz ni de ninguno de sus escoltas”. Así lo dijo Gloria Pachón, la viuda del candidato presidencial Luis Carlos Galán, asesinado el 18 de agosto de 1989, en Soacha (Cundinamarca), en referencia a los cambios que hubo semanas antes en el esquema de seguridad de quien se perfilaba como el nuevo presidente de Colombia. Puntualmente, aludió a la salida de Víctor Cruz como jefe de escoltas y a la llegada de Jacobo Torregrosa a ese cargo. Cambios por los que hoy la Corte Suprema procesa al exdirector del DAS, el general (r) Miguel Maza Márquez.

Pachón –desde un atril en la Corte y acompañada por sus hijos, los senadores Juan Manuel y Carlos Fernando Galán– sostuvo ayer que la preocupación de Galán era que se fortaleciera su esquema de seguridad debido a la cantidad de amenazas de la mafia en su contra, pero que su esposo jamás supo de los cambios en su esquema de escoltas. “A él ni le consultaron ni apoyó la escogencia de esta persona”, dijo.

Pachón insistió en que Galán no conoció a Torregrosa, sino hasta que ya fue presentado como su jefe de escoltas. Respecto a Torregrosa, la viuda de Galán señaló que su llegada debilitó la seguridad del candidato “y en forma grave, pues las cosas se deterioraron al punto que ocurrió lo que ocurrió”. También manifestó que Torregrosa trataba muy mal a los escoltas y que incluso algunos de ellos se le acercaron a ella y a Galán porque temían que Torregrosa los iba a echar o iba a pedir su traslado para otro esquema de seguridad.

Según Pachón, Galán en su momento le dio a conocer esta molestia al general (r) Maza, pero éste, en respuesta, dijo que Torregrosa era de su entera confianza. Pachón añadió ante la Corte que su esposo llegó a tenerle “mucha desconfianza” a Torregrosa, pero que nunca sospechó de él y que, tras la conversación con Maza, las cosas siguieron su curso.

Respecto a ese 18 de agosto de 1989, dijo que ninguna autoridad le advirtió a Galán que no fuera a Soacha y que Torregrosa, pese a que horas antes había dicho que tenía todo controlado, incumplió con su deber esa aciaga noche. No estuvo al lado de Galán y “sólo apareció cuando ya estaban ingresando el cuerpo de Luis Carlos al auto”. Agregó que después del atentado, Torregrosa se desapareció.

Una versión que difiere profundamente de la que ha dado el exdirector del DAS, el general Maza Márquez, sobre el cambio de escolta del candidato presidencial. Maza ha sostenido que ese cambio fue pedido por el mismo Galán en una reunión con el entonces presidente Virgilio Barco, porque, según él, el candidato presidencial desconfiaba de Víctor Cruz porque éste era muy chismoso y le contaba a Gloria Pachón detalles sobre su vida privada. “Me dijo que los escoltas se la pasaban de juerga y le llevaban a su esposa detalles de su vida privada (…) Después de 20 años dicen que fue nombrado de manera inconsulta”, ha dicho Maza. Aún más, que a Galán sí se le consultó sobre el cambio y que él mismo aprobó la designación de Torregrosa.

El aval a Torregrosa se dio, según Maza, tras un encuentro del candidato con el entonces jefe de la Oficina de Orden Público del DAS, el coronel (r) Manuel Antonio González, hoy investigado y detenido por su presunta participación en el magnicidio. A diferencia de lo dicho por Pachón, Maza ha asegurado en todos los escenarios posibles que a Galán sí se le advirtió que no fuera a Soacha, sobre todo por la hora a la que se iba a realizar el evento. Para Maza esto es un complot en su contra. El juicio continuará la próxima semana.

Temas relacionados