Ocho años de cárcel a un policía que pedía whisky por no inmovilizar vehículos

El patrullero también solicitaba como "colaboración" un equipo de sonido para evitar sanciones.

Una pena de 8 años y 15 días de cárcel a un agente de la Policía de tránsito por exigir dinero para no inmovilizar vehículos, fue impuesta por un juzgado penal del circuito de Bogotá. 

El fiscal del caso señaló que el sentenciado durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2011 y enero de 2012, se dedicó a sancionar de manera reiterativa a los vehículos de una empresa de transportes, cuyos autos enviaba a los patios por faltas como la de no llevar martillo para romper las ventanas en caso de emergencia.

Mediante mensajes de una “colaboración” para evitar las sanciones, el gerente de la entidad afectada entregaba dinero mensualmente al policía quien, vía telefónica, pidió a su víctima un equipo de sonido, al igual que whisky y otros elementos para poder celebrar la navidad.

Según la denuncia, el uniformado realizaba los retenes en el sector del alto El Vino y la troncal de El Rosal, sobre la calle 80, al occidente de Bogotá, delante de Puente Guadua, explico el fiscal del caso.

Para el 12 de enero pasado, ante una exigencia de 5 millones de pesos a su víctima, fue denunciado y le sorprendieron en flagrancia recibiendo el dinero.

Por este hecho recibió medida de aseguramiento. Tras un preacuerdo, en el que recibió una rebaja de la cuarta parte de la pena, el sentenciado fue conducido a un centro de reclusión.

Temas relacionados