Caso Odebrecht

Odebrecht: En firme medida de aseguramiento contra exasesor de la ANI

Juan Sebastián Correa Echeverry es procesado por presuntamente haber movido influencias en el Congreso para direccionar la entrega de contratos viales.

Tras resolver un recurso de apelación presentado por su defensa, el juzgado cuarto penal de conocimiento de Bogotá dejó en firme la medida de aseguramiento emitida el pasado 31 de mayo en contra del exasesor de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Juan Sebastián Correa Echeverry en el marco del proceso penal que se le adelanta por su presunta participación y conocimiento en el escándalo de Odebrecht.

Correa, quien es procesado por los delitos de cohecho, enriquecimiento ilícito e interés indebido en la celebración de contratos, es señalado de haber sido la  persona que gestionó el encuentro entre el exsenador Otto Bula y  el empresario Andrés Giraldo Arango en la que supuestamente se entregó un millón de dólares que tenía como destinatario a Roberto Prieto, gerente de la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos.  

Según la hipótesis de la Fiscalóa, Bula -contratado para hacer lobby por Odebrecht- logró su objetivo al acercarse a funcionarios públicos gracias a sus relaciones con políticas, en especial, con el senador Bernardo Elías, más conocido como el Ñoño. Al parecer, el congresista fue quien le habría ayudado conseguir información en la ANI para interceder a favor de Odebrecht en temas de contratación, en los reclamos que hizo la constructora brasileña por los sobrecostos en la obra y en el cierre financiero de Navelena. La persona clave para acceder a estos dados casos fue Juan Sebastián Correa Echeverry.

Asimismo, Juan Sebastián Correa es señalado de haber sido el intermediario entre Otto Bula y Andrés Giraldo, una persona de confianza del exgerente de la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos, Roberto Prieto, a quien le entregaron supuestamente un millón de dólares que envió Odebrecht. La Fiscalía aún indaga esta línea de investigación, pues en la imputación de cargos poca referencia se hizo al tema. 

La relación entre Bula y Correa, al parecer, era mucho más cercana de lo que se intuía: desde enero de 2013 -año en que Bula fue contratado por Odebrecht, supuestamente- hasta enero de 2017, habían intercambiado 1.043 llamadas. Por el celular incautado a Otto Bula durante su arresto, en enero de este año, se supo también que Correa informaba a una persona -no identificada- del manejo que le iba dando su jefe, Luis Fernando Andrade, a los reclamos de Odebrecht por la Ruta del Sol II.