Operación contra extorsionistas fue puesta en marcha en 27 departamentos

La Policía, el Ejército y la Fiscalía también capturaron a 161 reincidentes que estaban siendo buscados por la justicia por delitos de extorsión y secuestro.

La 'Operación Prolíferos' se ejecuta en contra de extorsionistas y secuestradores. Cortesía Gaula de la Policía

Con el lanzamiento de la “Operación Prolíficos”, 68 reclusos de diversas cárceles del país que seguían cometiendo extorsiones desde los lugares donde se encontraban recluidos fueron identificados y trasladados. Los internos fueron enviados a una cárcel de máxima seguridad. Esta estrategia también permitió capturar a diversos miembros de bandas delictivas a lo largo del país.

En el desarrollo de la operación, que cuenta con dos fases, se identificaron a varios reclusos que, al parecer, seguían delinquiendo desde sus establecimientos carcelarios. En la primera fase fueron identificados 32 presuntos extorsionistas de las cárceles La Picota (Bogotá), Palogordo (Santander) y La Vega (Sucre), entre otras.

En la segunda fase fueron reconocidos 36 reos que se supone siguen extorsionando y amenazando principalmente a comerciantes, ganaderos y agricultores, en diversos departamentos del país. Las cárceles Rodrigo de Bastidas (Santa Marta), Picaleña (Ibagué), San Isidro (Popayán), entre otras, fueron el centro de atención de la segunda etapa de la estrategia.  

(Lea tambien: Extorsión en Medellín: un delito normalizado)

Esta operación, que aún se encuentra ejecutándose, también hizo posible que el Gaula de la Policía, con ayuda del Gaula militar y el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI) capturaran a 161 reincidentes que estaban siendo buscados por la justicia por delitos de extorsión y secuestro.

Por otro lado, fueron capturados miembros y líderes de bandas criminales como ‘Las Doctoras’ (Bolívar) y ‘Los Tráfugas’ (Bogotá), que extorsionaban a comerciantes, empresarios, docentes, amas de casas, madres comunitarias, empleados y pensionados, amenazándolos con herirlos a ellos o a sus familias o incluso a atentar en contra de sus vidas. Para que retiraran las amenazas, estos grupos pedían desde $50 mil hasta $10 millones, informó el Gaula de la Policía.  

(Puede interesarle: Rescatan a empleado de Avianca que fue secuestrado en centro comercial de Bogotá)

Esta operación hace parte de un grupo de seis megaoperaciones en contra del secuestro y la extorsión en el país. En conjunto, estas estrategias llevaron a la detención de más de 300 presuntos extorsionistas a lo largo del país, al igual que facilitó desmantelar más de 20 bandas delictivas en varios departamentos.        

El general Fernando Murillo, director del Gaula de la Policía, manifestó: "Cualquier llamada sospechosa o llamada de exigencia de dinero, por favor confíen en la institucionalidad. Llamen al 154, al Gaula Militar; al 165, el Gaula de la Policía y a través de ‘Yo no pago, yo denuncio’ seguimos desarticulando estas organizaciones”.