En la localidad de Santa Fe

Gigantesco golpe al contrabando asiático en Bogotá

Las autoridades decretaron medidas cautelares a 20 inmuebles, 11 establecimientos comerciales y 20 sociedades, avaluados en más de $260 mil millones. Además, la mercancía incautada asciende un valor de $4.770 millones. Según el presidente, Juan Manuel Santos, es la operación "más grande en la historia del país".

La mercancía incautada, dice la Policía, asciende a 350 unidades y, conforme al avalúo de la Dian, tiene un valor de $4.770 millones. Archivo particular.

En desarrollo de operaciones contra mercancía proveniente de países asiáticos, así como inmuebles que se prestaban para comercializarla, las autoridades ocuparon bienes en la localidad de Santa Fe, centro de Bogotá, donde presuntamente se había consolidado un mercado ilegal. Se trata de 20 inmuebles, 11 establecimientos comerciales y 20 sociedades avaluados en más de $260 mil millones. Sobre estas propiedades se decretaron medidas cautelares para evitar que sea afectado el comercio legal.

Según la Policía, en operaciones realizadas entre noviembre de 2015 y abril de este año, y en las que fue incautada mercancía extranjera que no contaba con los soportes ni documentos de ley, se obtuvo evidencias que permitieron establecer la ubicación de las propiedades y organizaciones que estirarían, al parecer, vinculadas al ingreso y venta de estos artículos. Los bienes  quedarán a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Adicionalmente, con apoyo de Migración Colombia, fueron aplicadas medidas de control a extranjeros que no contaban con permisos para trabajar en el país y a comerciantes asiáticos que no cumplían con las responsabilidades legales que rigen a los comerciantes. 17 de las 20 propiedades, dice las autoridades, figuran en registros mercantiles a nombre de ciudadanos de nacionalidad china. Y cuatro de los 11 establecimientos ocupados eran de propiedad de personas de origen asiático. Los ocho inmuebles restantes pertenecen a colombianos que los dieron en arriendo.

Hong Kong, como se denomina esta operación desarrollada por la Fiscalía, la Policía Fiscal y Aduanera y la Dian, los investigadores establecieron que las organizaciones dedicadas al contrabando recurrían a supuestas técnicas conocidas como 60/40 (60 por ciento legal y 40 por ciento ilegal), consiste en esconder mercancía ilegal dentro de cajas de productos que ingresaron correctamente. Con esto, según la Policía, evadían los controles para vender la mercancía en grandes cantidades y a bajo costo.

“Acaban de hacer la extinción de dominio más grande en la historia del país”, manifestó el presidente de la República, Juan Manuel Santos, quien estuvo acompañado por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas; la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Lorena Gutiérrez; la vicefiscal, María Paulina Riveros; y el director de la Policía Fiscal y Aduanera, general William Valero Torres. “Hemos venido desmantelando 35 redes de contrabando de comercio ilícito, unas que venían operando desde hace mucho tiempo y otras más recientes, pero a todas las hemos venido desarticulando”, agregó el primer mandatario.

Mercancía incautada por 4.770 millones

 

Precisamente, en actividades de verificación y control a la mercancía en establecimientos públicos ubicados en la localidad de Santa Fe, las autoridades hallaron una pared falsa que se convertía en una puerta de acceso a una bodega de cuatro pisos. En este bien se encontró confecciones, textiles, calzado y marroquinería, los cuales, al parecer, fueron ingresadas al país de manera ilegal, pues no contaban con ninguna identificación de su procedencia, elaboración o nacionalización.    

La mercancía incautada asciende a 350 mil unidades y, conforme al avalúo de la Dian, tiene un valor de $4.770 millones. Asimismo, fueron encontrados etiquetas de marcas nacionales e internacionales y maquinaria que eran utilizadas para perfeccionar las prendas ilegales.

Durante este año, en operaciones realizadas por la Dian y la Policía en los puertos de Buenaventura y Barranquilla, se han decomisado 31 contenedores de los cuales 14 estaban importados ilegalmente confecciones, textiles y calzado por un valor de $52.000 millones. Actualmente, la Policía reporta que 16 empresas se encuentran vinculadas a investigaciones penales y administrativas.