Operativo de 300 soldados para hallar a militares secuestrados por ELN

La Fuerza Aérea dispuso de helicópteros artillados para reforzar la búsqueda.

El Ejército envió un contingente de 300 soldados al departamento de Norte de Santander, con el fin de ubicar al reducto del ELN que perpetró la acción terrorista contra las tropas del Batallón José Antonio Galán, que dejó diez militares muertos y seis heridos.

Así mismo, el Ejército adelanta operaciones para dar con el paradero de los soldados Carlos Fabián Huertas y Johan Hasley Castañeda Urrego, quienes permanecen en poder del grupo insurgente.

Por su parte, la Fuerza Aérea Colombiana dispuso helicópteros artillados UH-1P tipo Búho que se encuentran destacados en el Municipio de Ocaña Norte de Santander, desde donde se coordinan las operaciones aéreas, para que desde el aire se cierre el cerco a este grupo insurgente, con el apoyo de las tropas de la Segunda División que se desplegaron en tierra.

“Las aeronaves de combate continuarán realizando patrullajes de reconocimiento, brindado la seguridad necesaria al pie de fuerza en tierra, con tecnología de punta para operar las 24 horas del día y reaccionar oportunamente si así es requerido, intensificando la búsqueda de los dos militares que fueron secuestrados en este hecho terrorista”, señalaron fuentes de la FAC.

Este jueves se conoció que fueron dos los uniformados secuestrados por el ELN. De acuerdo a la información oficial, en una revisión inicial al batallón José Antonio Galán, de la Quinta Brigada, sólo se reportó la desaparición del Cabo Tercero Carlos Fabián Huertas. Sin embargo, horas más tarde se confirmó que el soldado Johan Hasley Castañeda Urrego también estaría en poder de los subversivos.

El Ejército reveló además las identidades de los soldados que resultaron heridos y que permanecen bajo pronóstico reservado debido a las heridas.

Los uniformados fueron identificados como Jhon Miller Numpaque Buitrago, Mairon Manuel Pacheco López, Brayan Camilo Gomez Rodríguez, Dubán Andrés González Guevara, José Edison Galeano Murcia Y Juan David Castro Botero.

De acuerdo al testimonio de los sobrevivientes de este ataque, los guerrilleros remataron a varios de sus compañeros que estaban heridos. "Estos diez muchachos estaban en un área ofreciendo protección a la población civil. Ellos fueron atacados, pero lo más doloroso es que fueron básicamente rematados, incluso ya se habla de disparos de gracia", señaló el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

El ataque se registró hacia las 2 de la mañana del miércoles, en el sitio conocido como el Caguey, vereda Presidente, municipio de Chitagá, donde tropas del batallón José Antonio Galán, de la Quinta Brigada, adelantaban operaciones de control militar de área.