Investigarán al exfiscal del caso Colmenares

La jueza 11 Penal de Bogotá mandó a investigar a Antonio Luis González por los delitos de falsedad en documento público y ocultamiento de pruebas en el caso por la muerte de joven estudiante Luis Andrés Colmenares.

 El exfiscal Antonio Luis González. / Foto: Archivo.
El exfiscal Antonio Luis González. / Foto: Archivo.

El exfiscal del Caso Colmenares, Antonio Luis González, será investigado por los presuntos delitos de falsedad en documento público y ocultamiento de pruebas, pues presuntamente habría escondido informes y documentos en el caso que se lleva por la muerte de Luis Andrés Colmenares. Al parecer, González, quien fue el segundo fiscal a cargo del espinos caso, habría ocultado una serie de documentos elaborados por su predecesor, el fiscal Manuel Rodríguez.

Este nuevo proceso que está ad portas de abrirse, se sumaría al que ya tiene por otras presuntas anomalías en su trabajo en el caso Colmenares. El exfiscal está siendo investigado por el uso de tres falsos testigos en el caso, los cuales fueron condenados por el delito de falso testimonio en 2014. Napoleón Botache, fiscal asistente del caso Colmenares y también investigado, Antonio Luis González lo habría presionado para conseguir testigos “a como dé lugar”.

Después de que se destapara el escándalo, el fiscal González renunció al caso el 5 de marzo de 2014, argumentando “problemas personales”. Durante largo tiempo se mantuvo por fuera del radar de los medios, hasta que en abril de año 2015 le imputaron cargos por el delito de prevaricato, pues al parecer le dio la libertad a un hombre que había abusado sexualmente de una menor desconociendo las pruebas que vinculaban al hombre con el hecho.

Luego, en septiembre de ese mismo año, las acusaciones que desde hacía más de un año se habían comenzado a levantar en su contra por los tres falsos testigos del caso Colmenares tuvieron eco en la Fiscalía, que ordenó investigarlo precisamente por esos hechos, y por la demora en la entrega de varios informes a los abogados de Laura Moreno y Jessy Quintero, acusadas por los delitos de falso testimonio, homicidio en calidad de coautoría y encubrimiento.

Entre esos documentos figuraba un informe pericial forense realizado por el exdirector de Medicina Legal, Máximo Duque; los análisis de lluvias elaborados por el Acueducto de Bogotá sobre la noche del presunto homicidio, así como tres testimonios de investigadores del caso. Por estos hechos, la fiscal 11, Paula Astrid Jiménez, también mandó a investigar a Martha Lucía Zamora, quien ese entonces era la secretaria general de la Alcaldía de Bogotá.

A pesar de los hechos, la Fiscalía se ha negado a revelar los avances de estos procesos en contra del exfiscal, quien desde su renuncia en 2014 ejerce como abogado litigante. Cabe recordar que entre sus cliente se encuentra Jonathan Vega, quien la semana pasada fue condenado por los delitos de tentativa de homicidio y lesiones personales, pues fue él quien atacó con ácido a la joven Natalia Ponce León el 27 de marzo de 2014, desfigurando su rostro y parte de su cuerpo.