Ordenan libertad del excomandante del ELN, Carlos Velandia

El exjefe guerrillero será uno de los gestores de paz ante una negociación con el ELN.

El Juzgado Segundo de Cali (Valle del Cauca) libró la boleta de libertad del excomandante del ELN, Carlos Velandia, alias ‘Felipe Torres’. Esto tras la firma del decreto presidencial que lo designó como “gestor de paz” para una negociación con dicho grupo guerrillero. (Ver El decreto para solicitar la suspensión de las detenciones a los gestores de paz)

Velandia, quien fue detenido el pasado 21 de junio en el aeropuerto Eldorado de Bogotá, enfrenta un proceso penal por su presunta participación y conocimiento en los hechos que rodearon el secuestro de 70 personas que se encontraban en dos establecimientos ubicados en la vía que conduce de Cali a Buenaventura en hechos registrados en septiembre del 2000.

En un primer momento fue enviado a la cárcel de máxima seguridad de Cómbita (Boyacá). Sin embargo, debido a la imposibilidad que se tenía para mantenerlo en dicho centro carcelario se solicitó buscar un sitio acorde para mantener recluido a un preso con su nivel de peligrosidad. (Ver Gobierno designa a Carlos Velandia y Francisco Galán como gestores de paz)

Fue así como se decidió que era necesario trasladarlo a las celdas ubicadas en el antiguo edificio del DAS, en el sector de Paloquemao en el centro de Bogotá. En ese lugar permaneció hasta el pasado 22 de julio cuando el director del Inpec, general Jorge Alberto Contreras ordenó su traslado a una de las casas fiscales mientras se resuelve su situación jurídica.

La semana pasada Velandia fue delegado junto al excomandante guerrillero Gerardo Antonio Bermúdez, alias ‘Francisco Galán’ como gestores de paz con el fin de que colaboren “desde la libertad con el Gobierno Nacional en la estructuración de estrategias de paz y propuestas concretas para la reconciliación, en especial en los territorios”.

En una comunicación firmada por la Oficina del Alto Comisionado para la paz ‘Torres’ y Galán debido a “su experiencia y sus conocimientos serán de gran utilidad en un momento definitivo del proceso de paz". Por esto se solicitó la suspensión de las órdenes de captura bajo el compromiso de que sigan afrontando su proceso penal y atiendan el llamado de las autoridades cuando sean requeridos.