Óscar Iván Zuluaga denunció por siete delitos al almirante (r) Echandía

El presidente del centro democrático aseguró que el director de la dirección nacional de inteligencia estuvo detrás de la infiltración a su campaña presidencial en 2014.

El presidente del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga presentó ante la Fiscalía General denuncia formal en contra del director de la Dirección Nacional de Inteligencia, almirante (r) Álvaro Echandía por presuntamente hacer hecho parte activa de una campaña de infiltración para afectar su campaña presidencial en el año 2014. 

La base de la denuncia por siete delitos son las declaraciones entregadas en diferentes medios de comunicación por el exdirector del CTI, Danny Julián Quintana en las que aseguró que Echandía le había pedido que no los vinculara en la declaración que iba a rendir en la Corte Suprema en el marco de la investigación que se adelanta contra el senador Álvaro Uribe Vélez.

El excandidato presidencial pide que se investique al almirante en retiro por los delitos de soborno a testigo, violación ilícita de comunicaciones, fraude procesal, perturbación en cértamen democrático, peculado por apropiación, abuso de autoridad en función pública y concierto para delinquir agravado. Para no afectar la investigación se solicitó que Echandia renuncie a su cargo actual. 

Esto debido a que el mismo Quintana aseguró que existieron presiones indebidas por parte del almirante en su contra para que omitiera información en la declaración el pasado miércoles en la Corte Suprema. Cuatro días antes Echandia lo invitó a su apartamento en el norte de Bogotá con el fin de hablar del tema y ofrecerle la dirección de la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf). 

“Lo que se observa es que la Fiscalía fue instrumentalizada por la Dirección Nacional de Inteligencia (…) todos quienes tengan información deberán aportar, recordemos que en su momento se sustentó en un anónimo dicho por el mismo fiscal (Eduardo) Montealegre el allanamiento que se hizo en la oficina del ‘hacker’ Sepúlveda y ese anónimo resultó siendo la información suministrada por Echandía”, precisó.

Para Zuluaga es evidente que se infiltraron a personas de la DNI en la oficina de Sepúlveda para posteriormente grabar un video que fue publicado en diferentes medios de comunicación y que tuvo un impacto directo en la segunda vuelta presidencial, impidiendo así que él ganara la Presidencia. “Yo fui el claro ganador de la primera vuelta y las consecuencias que tuvo esta infiltración impidieron que ganara la vuelta”.

“Es un hecho sin precedentes en la historia democrática de este país”, precisó el exministro de Hacienda al señalar que lo que se está buscando es que se conozca toda la verdad y se establezca quién estuvo detrás de este montaje. “No puede ser posible que dentro de una agencia estatal, adscrita a la Presidencia, se quiera afectar el libre ejercicio democrático”.

Debido a esto le pidió al ente investigar que actué con prontitud. Esto porque la denuncia proviene de un alto funcionario del ente investigador quien fue el encargado de adelantar las pesquisas en este caso. “Nunca es tarde para que se conozca la verdad de los hechos, cuando llega siempre será la única fuente para saber lo que pasó”.

“La infiltración ilegal nace de una operación de sabotaje a mi campaña desde la Dirección Nacional de Inteligencia”. Por esto espera que sean llamados en los próximos días otras personas que tuvieron que ver con la investigación que se adelantó en su contra, su hijo David Zuluaga y el exasesor espiritual de la campaña, Luis Alfonso Hoyos.

Considera que después de dos años se conoce que el anónimo que fue la base para adelantar la inspección a la oficina de Sepúlveda es en realidad un documento enviado por Echandía a la Fiscalía General de manera personal y directa. Por esto es que la denuncia se centra en el actuar del director de la Dirección Nacional de Inteligencia.
 
“Se afectó el buen nombre de mi esposo y de mi hijo”

Por su parte, Martha Ligia Martínez –esposa de Óscar Iván Zuluaga- aseguró que las declaraciones conocidas en los últimos días permiten evidenciar que efectivamente se trató de un montaje y complot en contra de la campaña presidencial de su esposo. La acción generara que incluso su hijo David Zuluaga fuera señalado de haber participado en actividades ilegales.

“De dar cuenta todo el mal que se hizo, no solamente a la campaña sino que esto afecta  a la familia”. Considera que después de dos años se revela que ninguna de las personas señaladas por la Fiscalía tuvieron nada que ver con las actividades ilegales en contra del proceso de paz que adelantó el Gobierno con las Farc.

“Hoy siendo que se está descubriendo la verdad para buen nombre de todos”. Para Martínez es evidente que Luis Alfonso Hoyos, asesor espiritual de la campaña presidencial, no tiene nada que ver con los hechos materia de investigación. 

Declaración del 'hacker'

En los próximos días será escuchada la declaración bajo juramento en la Corte Suprema de Justicia del 'hacker' Andrés Fernando Sepúlveda Ardila quien fue condenado a 10 años de prisión tras aceptar su participación en las actividades dirigidas a recopilar información privilegiada de un grupo de guerrilleros de las Farc que hacían parte de la delegación en el proceso de paz con el fin de crear una estrategia de desprestigio.